Iglesias copa todo el poder con sus afines y los críticos hablan de golpe de mano

El sector crítico considera los resultados «previsibles» en una «convocatoria clandestina y maniatada»

Pablo Iglesias durante el Congreso de Vistalegre en el 2017
Pablo Iglesias durante el Congreso de Vistalegre en el 2017

redacción

Pablo Iglesias cerrará este domingo su proceso de reelección exprés mediante un congreso telemático, bautizado como Vistalegre 3, en el que ha conseguido las mayores cotas de poder, con un equipo en el que solo figuran afines, pero que apenas ha despertado interés de los inscritos de Podemos. Solo el 11 % ha votado en un proceso que elimina la disidencia interna, instaura las cuotas a los militantes (tres euros mensuales) y permite a sus cargos públicos acabar con el techo salarial y mejorar sus ingresos por encima de los tres salarios mínimos.

De los 89 candidatos que presentó Iglesias, y que entrarán en el Consejo Ciudadano Estatal, la ministra de Igualdad, Irene Montero, se mantiene como número dos del partido, al haber sido la más votada tras el secretario general, con el 80,63 % de los puntos. Ione Belarra (74,73 %), el secretario de Organización, Alberto Rodríguez (74,70%) y el portavoz en el Congreso, Pablo Echenique (74,1%), que a pesar de concurrir de segundo tras Montero, quedó el cuarto en apoyos.

Otros incondicionales de Iglesias como el general ourensano José Julio Rodríguez, Isa Serra, condenada por agredir a dos agentes, o Rafa Mayoral se incluyen en los primeros puestos de los más votados. Junto a ellos aparecen el reciente fichaje de Pablo Iglesias Lilith Verstrynge. Y la cuota gallega corre a cargo de Antón Gómez Reino, que sumó el 56,82 % de los apoyos.

La resolución del congreso no satisfizo al sector crítico. El candidato a la secretaría general de Podemos por la corriente Nuevo Impulso criticó duramente el proceso. Según Fernando Barredo, los resultados «eran previsibles en esta convocatoria clandestina y maniatada, en la que además no se ha aplicado el sistema Desborda tal y como fue aprobado en Vistalegre 2, siendo de estricto cumplimiento». «Vemos también que la organización le ha dado otra vuelta de tuerca a la proporcionalidad en nuestro perjuicio. Ha sido un golpe de mano», denunció muy molesto Barredo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Iglesias copa todo el poder con sus afines y los críticos hablan de golpe de mano