Exdirigentes del PSOE advierten de un riesgo de balcanización si el Gobierno depende de Podemos y ERC

Nicolás Redondo, Joaquín Leguina, César Antonio Molina y Francisco Vázquez, entre otros, reclaman un pacto entre socialistas, PP y Cs

El ex secretario general del PSE, Nicolás Redondo, durante la presentación del manifiesto
El ex secretario general del PSE, Nicolás Redondo, durante la presentación del manifiesto

Redacción

La plataforma El país que reúne, impulsada por Nicolás Redondo y Joaquín Leguina, ha presentado este martes un manifiesto respalado por más de 300 personas, entre los que hay expresidentes autonómicos socialistas y un exministro del PSOE, en el que piden un pacto entre PSOE, PP y Cs. Durante la presentación, realizada por Redondo, Francesc de Carreras y Cesar Antonio Molina han advertido de que si el Gobierno depende de los «populistas» de Podemos y los independentistas de ERC, el país peligra y hay riesgo de balcanización.

Entre los firmantes del manifiesto hay numerosos socialistas. Entre ellos están dos expresidentes autónomicos del PSOE, José Rodríguez de la Borbolla y Joaquín Leguina; el exministro de Cultura, César Antonio Molina; ex alcaldes como el de La Coruña, Francisco Vázquez, o de Sevilla, Manuel del Valle Arévalo; el exeurodiputado, Alejandro Cercas; el expresidente del Parlamento andaluz, Antonio Ojeda; el catedrático y exdiputado nacional, Ramón Vargas Machuca o José María Múgica, hijo de Fernando Múgica, asesinado por ETA.

También firman Manuel Valls y miembros de UPyD como Francisco Sosa Wagner, Fernando Savater o Gorka Maneiro; hay intelectuales, profesores, catedráticos y escritores como Félix Ovejero, Andrés Trapiello, Joaquín Pérez Azaústre o Mikel Azurmendi; empresarios como José Luis Leal o Juan Claudio de Ramón; periodistas, abogados, profesores, diseñadores, concejales, ingenieros o el director de orquesta Enrique García Asensio.

El exdirigente del PSE, Nicolás Redondo Terreros, ha dejado claro que no están de acuerdo con el pacto entre PSOE y Podemos para gobernar porque sitúa a la política «en el ámbito radical» y va a generar «trincheras y fronteras». En su opinión, sería un gobierno de la mitad del país y «la mitad no puede solucionar los problemas de todos».

Pero considera que «lo más grave» es que ese acuerdo termine en manos de un partido independentista como ERC. Se ha preguntado en este sentido, qué pensarán el resto de los países de la UE y de los tribunales europeos -a los que se les ha pedido la entrega de Carles Puigdemont y de los otros exconsejeros catalanes huidos- si el Gobierno de España depende de partidos con políticos huidos o encarcelados.

Según Redondo, si el Gobierno acaba dependiendo de ERC por no pensar con calma, se podría convertir el drama de Cataluña en una «burda farsa» y se ha preguntado dónde queda la división de poderes de Montesquieu, si la Justicia encarcela a unos políticos cuyos partidos sustentan luego al Gobierno.

El exministro de Cultura en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, César Antonio Molina, ha advertido de la gravedad de la situación porque, asegura que con un Gobierno que dependa de Podemos y los independentistas se está hablando de la «disolución del país». «Estamos hablando de la pervivencia del país o de su disolución», ha señalado, recordando lo sucedido en la antigua Yugoslavia.

«Todavía no ha llegado la violencia, pero a las puertas estamos», ha exclamado antes de advertir del riesgo de «balcanización de la península ibérica» de la que ha asegurado que puede acabar «troceada en muchas partes».

Feijoo garantiza que en el PP hay «unanimidad» para ofrecer al PSOE una alternativa

J. C.
;
Núñez Feijóo asegura que el PP permitiría gobernar a Sánchez si rompe con UP y rechaza a ERC «Aquí se están rompiendo los 40 años de transición y de Constitución para abrir un nuevo periodo constituyente»

«Si nos llaman estamos a disposición», asegura el líder popular, que ve a España en manos de Puigdemont y Junqueras

El presidente de la Xunta niega que en su partido estén anidando diferentes posiciones tras la elecciones y ha unificado las variables de ofertas al PSOE que se escuchan desde el 10-N en dos pilares: el respeto a la Constitución y un marco estable de gobernabilidad liderado por los socialistas, sin especificar si ese Ejecutivo podría estar encabezado por Pedro Sánchez o por otro socialista. Los condicionantes, y en esto sí coinciden todos los dirigentes populares, es que se «desande» el preacuerdo con Podemos y, por descontado, que no se plantee una mesa de negociación con ERC o cualquier otro grupo independentista.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Exdirigentes del PSOE advierten de un riesgo de balcanización si el Gobierno depende de Podemos y ERC