Pedro Sánchez se vende como el candidato de la «moderación» y del «sentido común»

El presidente de Gobierno, en un discurso político repleto de reproches, contrapone su forma de gobernar, que ha considerado «humilde, noble, ejemplar y limpia», con la «crispación» de la oposición


En la comparecencia en Moncloa en la que ha anunciado elecciones generales para el 28 de abril, Pedro Sánchez también ha dejado claro cuál será su discurso de precampaña. Frente los «extremos que han sumido en un bloqueo a la política» o frente a la «derecha de tres partidos», el presidente del Gobierno, en una declaración-mitin (no dudó, incluso, en pedir «de manera humilde» el voto de los españoles), se vendió a sí mismo, tanto en el tono empleado, en el énfasis por enumerar lo llevado a cabo en estos casi nueve meses o en contraponer su diálogo a la «crispación» de la oposición, como el abanderado de la moderación y del centrismo, espacio político donde intenta afianzase a toda costa, sobre todo, tras la foto de las tres derechas en Colón, que desde el PSOE no dudan que pasará factura a PP y Ciudadanos. El presidente del Gobierno no dudó en calificar su forma de gobernar como «humilde, noble, ejemplar y limpia».

Fue después de recordar su llegada a la Moncloa, de reinvindicar la moción de censura «constructiva» y de exponer someramente los logros de su gobierno, destacando el desbloqueo de 13 leyes en el Parlamento y la aprobación de 25 Reales Decretos Ley, cuando quiso recordar también «lo bloqueado, lo paralizado, no por falta de mayoría parlamentaria, que existía, sino por una oposición que ha utilizado las instituciones con fines partidistas, por una oposición que no ha atendido a razones, que está alejada de los parámetros del sentido común y de la moderación que se exige si uno quiere liderar la oposición». 

En una sala de prensa abarrotada, con todo su equipo con semblante muy serio y asintiendo cada una de sus afirmaciones, Pedro Sánchez centró todas sus críticas en el PP y Ciudadanos por no haber podido sacar adelante otros proyectos, así como los Presupuestos Generales del Estado que él considera los «más sociales de esta década». «Todo se ha paralizado por el filibusterismo parlamentario del PP y Ciudadanos», ha espetado al tiempo que les ha criticado por haber generado contra él un «cordón sanitario» y no haberlo hecho contra la ultraderecha. 

Tras defender que entre «no hacer nada y continuar sin presupuestos o dar la palabra a los españoles» elegía la segunda opción, volvió a ahondar en su reivindicada mesura para explicar la convocatoria electoral: «España debe continuar avanzando. Debe continuar progresando. Desde la tolerancia y el respeto, desde la moderación y el sentido común, excluyendo la política de la crispación, creciendo y creando empleo de calidad...».

;
Sánchez arranca desde la Moncloa la campaña para las elecciones del 28 de abril Convirtió el anuncio de la convocatoria adelantada de los comicios en un acto de campaña en el que arremetió con especial dureza contra los partidos de la derecha

Acto seguido, incidió en la misma idea, uniendo siempre ambos conceptos: «sentido común» y «moderación». «Estoy convencido, convencido, de que es posible recuperar la política útil para la ciudadanía, de que es posible recuperar la tolerancia, el respeto, el sentido común, la moderación y dar la espalda a la crispación en nuestro país», insistía un Sánchez que, ante algunas preguntas de la prensa, sí parecía crispado. 

Estas fueron las palabras más repetidas por Pedro Sánchez durante su comparecencia (https://www.nubedepalabras.es)
Estas fueron las palabras más repetidas por Pedro Sánchez durante su comparecencia (https://www.nubedepalabras.es)

Fue, precisamente, durante una de las respuestas a los periodistas, cuando Pedro Sánchez pudo hablar de la manifestación de Colón y ser especialmente duro contra el PP, Ciudadanos y Vox. «La derecha, con su tres partidos, defienden un tipo de España en la que solo caben ellos. Nosotros defendemos una España inclusiva, un país en el que caben todos. Es la diferencia entre la foto de Colón y este Gobierno», criticó. 

La foto de la manifestación de Madrid en la que se juntaron el pasado domingo Casado, Rivera y Abascal es una de las principales armas que pretende utilizar Pedro Sánchez para movilizar el voto de la izquierda y minar el mensaje centrista del líder de Ciudadanos. Una estrategia que, según los analistas, habría empujado a los asesores del presidente a animarlo a convocar elecciones cuanto antes: para no desaprovechar la oportunidad y, de paso, pescar a la izquierda y la derecha. Un mensaje que habría influido en la convocatoria de elecciones para el 28 de abril.  

Para saber más

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Pedro Sánchez se vende como el candidato de la «moderación» y del «sentido común»