Podemos se convierte en una sopa de letras en la que cada sector defiende sus propios intereses

La formación de Iglesias y sus confluencias ha derivado en una lucha entre las distintas familias del partido

| Europa Press.Errejón se ha convertido en el detonande de la grave crisis de Podemos
Errejón se ha convertido en el detonande de la grave crisis de Podemos

Madrid / La Voz

A cuatro meses de las elecciones municipales y autonómicas, y con el adelanto de las generales flotando en el ambiente, la implosión de Podemos y de sus confluencias ha derivado en una lucha entre las distintas familias de la formación, que componen una verdadera sopa de letras en la que cada sector defiende sus propias posiciones respecto a la estrategia a seguir de cara a los comicios. El detonante último de la crisis ha sido la decisión de Íñigo Errejón de alejarse de la férrea disciplina impuesta por Pablo Iglesias para integrarse en la plataforma Más Madrid, impulsada por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Errejón está abierto a que el partido de Iglesias se integre en su plataforma, pero como una fuerza más, sin imponer candidatos y excluyendo la marca Podemos de la candidatura. Y, por supuesto, con la premisa de que él sea el cabeza de cartel. La posición de Pablo Iglesias y de Irene Montero, líderes de Podemos, es exactamente la contraria. Tras anunciar que presentarían una lista alternativa y situar a Errejón fuera del partido, han dado marcha atrás y abogan ahora por una candidatura unitaria en la que Más Madrid se integre como una fuerza progresista más, algo que difícilmente aceptará Errejón. La posición de firmeza de Iglesias choca sin embargo con la mayoría de los barones territoriales del partido, que tras reunirse en Toledo el pasado viernes rechazaron presentar una lista alternativa a la de Errejón y apostaron por buscar puntos de encuentro. Los dirigentes territoriales, encabezados por el secretario general de Castilla-La Mancha, José García Molina, que es vicepresidente de la Comunidad, temen que la crisis desatada en Madrid afecte negativamente a sus resultados en las próximas elecciones municipales y autonómicas, y por eso emplazan a la dirección nacional a «cooperar y no competir» con Errejón.

 IU aprovecha también la crisis para reforzar sus posiciones dentro de Unidos Podemos y elevar sus cuotas de poder en una posible lista de unidad en Madrid. En medio del conflicto se sitúa la corriente Anticapitalistas, que nada más conocer la decisión de Errejón de aliarse con Manuela Carmena al margen de Podemos presionó a Iglesias para que rompiera de inmediato con el ex número dos, del que siempre ha recelado por su apuesta por alcanzar acuerdos con el PSOE, y presentara una candidatura alternativa. «La liquidación del proyecto de Ahora Madrid, responsabilidad de Manuela Carmena y su equipo, hace evidente la necesidad de impulsar un proyecto colectivo, democrático y participativo», señaló esta corriente en un comunicado. Los anticapitalistas han sido excluidos de la gestora de Podemos en la Comunidad Madrid creada tras la dimisión del exlíder regional Ramón Espinar, y que dirige el ex-JEMAD Julio Rodríguez, fiel a Iglesias. Por último, y como siempre por libre, el cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero apuesta abiertamente por una ruptura total con Errejón.

IU debilita aún más a Pablo Iglesias al mostrar «sintonía» con Íñigo Errejón

Gonzalo Bareño
|Europa Press.Belarra, portavoz de Podemos en el Congreso, no aclaró si Iglesias asistirá al Consejo Ciudadano.
Belarra, portavoz de Podemos en el Congreso, no aclaró si Iglesias asistirá al Consejo Ciudadano.

El líder de Podemos recurrirá a las bases para que decidan si debe haber lista alternativa

El laberinto político de Podemos se complica cada día. Ante la trascendental reunión del consejo ciudadano estatal convocado para este miércoles por el secretario general, Pablo Iglesias, tras la decisión del ex número dos Íñigo Errejón de concurrir a las elecciones bajo el paraguas de la plataforma Más Madrid, impulsada por la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, el pulso político se mantiene, sin que sea posible augurar por ahora si se consumará el cisma o si la dirección del partido morado dará marcha atrás en su intención de presentar una lista alternativa. La estrategia de Iglesias pasa ahora una vez más por recurrir a las bases planteando en el consejo ciudadano una consulta para que sean los inscritos los que decidan si aprueban o no una lista de unidad. La posición inicial de firmeza contra Errejón mostrada por Iglesias estaba ya muy debilitada por las presiones de la mayoría de los barones territoriales, contrarios a una escisión. Pero a ese golpe a la autoridad del secretario general se unió ayer el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, que pese a mostrarse crítico con Errejón, apostó claramente por formar una candidatura unitaria que incluya al ex número dos de Podemos y añadió que el nombre de la lista en la comunidad «es lo de menos».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Podemos se convierte en una sopa de letras en la que cada sector defiende sus propios intereses