Adoctrinamiento escolar en Cataluña

Gobiernos del PP y del PSOE han mantenido oculto un informe elaborado por la Alta Inspección del Estado que denuncia que hay libros de texto que incitan al separatismo

El president Quim Torra en una escuela infantil el primer día de curso
El president Quim Torra en una escuela infantil el primer día de curso

MAdrid / La Voz

El 17 de mayo del 2017, el entonces secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, anunció que la Alta Inspección del Estado evaluaría con carácter «de urgencia» los libros de texto de primaria que se utilizan en Cataluña para comprobar si se vulneraban la normativa de la LOMCE mediante el «adoctrinamiento» nacionalista, tal y como denunciaba el sindicato catalán de profesores Ames. Ese informe de la Alta Inspección del Estado se elaboró y fue entregado en febrero del 2018 al entonces ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo. Sus conclusiones eran demoledoras en cuanto al adoctrinamiento ideológico partidista. En el texto se asegura que ocho de los 11 manuales escolares analizados en Cataluña «contravienen» principios de la Constitución e «incitan al separatismo». Pero, a pesar de ello, seis meses después ese informe sigue en un cajón, sin que el anterior Gobierno ni el actual hayan hecho nada para corregir las irregularidades.

PP y PSOE lo ocultaron

Informe sin publicar. Pese a conocer el contenido de ese informe, Méndez de Vigo, que llegó a ostentar la responsabilidad de Educación en Cataluña tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución, nunca hizo nada para revertir esa situación. Y, cuando tras la moción de censura apoyada por los independentistas catalanes se produjo un cambio de Gobierno, la nueva ministra de Educación, Isabel Celaá, negó en principio que se le hubiera entregado ese informe, luego afirmó que no lo encontraba y finalmente, tras haberlo hallado, descalificó el trabajo de la Alta Inspección del Estado diciendo que adolecía de «inexactitudes y falta de rigor». Y que, por tanto, el Gobierno no asumiría su contenido ni lo hará público, como, según dijo, tampoco lo asumió ni lo hizo público el ministerio anterior, que fue quien lo encargó. Celaá llegó a afirmar en el Congreso que controlar el contenido de los libros escolares constituiría una «censura previa» que resultaría inconstitucional.

Cataluña es un país

No habla del rey ni de las Cortes. Pese a la inacción de ambos gobiernos, algunas de las cuestiones que se denuncian reflejan graves casos de adoctrinamiento independentista y de tergiversación de hechos históricos. En un libro de la editorial Barcanova destinado a alumnos de 5º de Primaria se explican los ríos , montañas y el clima de Cataluña, a la que se define como «país» y no como comunidad, y se obvian los accidentes geográficos de todo el resto de España. Ese texto asegura además que los representantes del «país» catalán están capacitados para «convocar referendos para consultar a los ciudadanos sobre la conveniencia o no de aprobar determinadas leyes o tomar determinadas decisiones». El rey o las Cortes generales ni siquiera se mencionan, al igual que el Estado español, pasándose directamente de la Generalitat a la Unión Europea y la ONU.

Se ignora a España

Contra la Constitución. El informe que se elaboró tiene 245 páginas y 11 anexos. Se asegura en él que en Cataluña se utilizan materiales escolares que «contravienen los derechos, libertades y deberes fundamentales recogidos en la Constitución Española y en las leyes orgánicas educativas». Se constata que hay libros de primaria en esa comunidad que «ignoran la presencia de Cataluña dentro España». Y que ya en la ESO se usan «todos los elementos del discurso nacionalista soberanista» tergiversando la historia de «manera aleccionadora».

Represión

Agotamiento del modelo autonómico. Destaca el informe el exceso de la palabra «represión» cuando se habla de España con respecto a respecto a Cataluña, a la que se define como un «territorio reprimido con dureza» a lo largo de la Historia. Se habla de «la represión contra el catalanismo», la «represión indiscriminada» contra la izquierda, y de la «represión cultural». En el libro de 4º de la ESO de la editorial Vicens Vives se habla del «agotamiento del actual modelo autonómico catalán» y se afirma que «una buena parte de la sociedad y de los partidos políticos se ha manifestado a favor del derecho a decidir». Según este texto, «los recortes al Estatut han provocado un ambiente de movilizaciones masivas en contra de las limitaciones del autogobierno catalán».

Ataque político

Culpan al PP del «procés». En el libro de Sociales de la editorial Barcanova para 4º de la ESO se describe a la Asamblea Nacional Catalana (ANC) como «una organización que se define como popular, plural y democrática». Y se añade que fue el PP, al «no respetar la voluntad ciudadana» y recurrir el Estatuto de Cataluña ante el Tribunal Constitucional, quien desencadenó el llamado procés soberanista.

España es un lastre

Cataluña, «la fábrica» de España. Según el informe de la Alta Inspección del Estado, en muchos de los textos analizados «España es responsable de todos los contratiempos ocurridos en este territorio en muchos de los pasajes de la Historia». Como ejemplo, en el libro de Geografía e Historia de 4º de la ESO de la editorial Vicens Vives se dice que «la debilidad del mercado español, formado sobre todo por campesinos con escaso poder adquisitivo, dificultó la expansión» de Cataluña durante su etapa de industrialización. Dos manuales se refieren a Cataluña como «la Fábrica de España».

Aleccionamiento

Cataluña industrial y España proletaria. El informe indica que un libro de la editorial Teide para 2º de bachillerato refleja a Cataluña «como un territorio con dinamismo económico e industrializado», mientras que la población del resto de España es «proletaria, campesina o jornalera». «Es un libro ideologizado en el que se utilizan elementos del discurso nacionalista que pueden invitar al alumno a posicionarse políticamente», señala.

Corrupción

El 3 % y el clan Pujol no se nombran. El libro de Barcanova para 4º de la ESO afirma que desde el año 2000 el PP «acentuó su talante nacionalista español, cosa que le enfrentó con los gobiernos de Cataluña y el País Vasco». Y el de 2º de Bachillerato de Teide cuando habla de «Cataluña y España hoy», menciona la operación Púnica, el caso Gürtel y el caso Bárcenas, pero no hace ninguna referencia a casos de corrupción en Cataluña como el del 3%, o el que afecta a la familia Pujol.

Política ferroviaria

Se perjudica a Cataluña y País Vasco. El informe de la inspección indica que en varios libros de diferentes editoriales utilizados en Cataluña se cuestiona la estructura radial de la red ferroviaria de España por «no favorecer la conexión entre los centros industriales más activos (Cataluña y el País Vasco)» y «generar discontinuidad de la línea mediterránea».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Adoctrinamiento escolar en Cataluña