Urdangarin se resigna a ir a prisión

Su abogado descarta prácticamente tanto el recurso ante el Constitucional como la solicitud de un indulto, las únicas vías para intentar paralizar el ingreso en la cárcel


Madrid / Colpisa

Iñaki Urdangarin no va quemar a la desesperada sus últimos cartuchos para retrasar su ingreso en prisión o interrumpir la ejecución de condena hasta dentro de unos meses. Su abogado, Mario Pascual Vives, por primera vez reconoció públicamente ayer que ya no hay nada que hacer para evitar que su cliente pase una buena temporada entre rejas. El letrado descartó casi al cien por cien embarcarse en maniobras procesales para intentar forzar la excarcelación de su defendido. No habrá petición de indulto y, muy probablemente, tampoco recurso ante el Tribunal Constitucional en busca de una casi improbable suspensión de la entrada en prisión.

Pascual Vives dijo ver «muy difícil» presentar un recurso de amparo que pueda prosperar. El letrado no ocultó su pesimismo. Insistió en que el Constitucional tiene un «filtro muy limitado» y que solo es esperable conceder un amparo cuando ha habido «algún tipo de vulneración de derecho constitucional a lo largo del proceso». Y admitió que durante el caso Nóos no ha habido irregularidades. «A día de hoy -apuntó en declaraciones a la Cope- hay muy poco margen para poder sostener con rigor que haya habido una vulneración de un derecho constitucional» durante el proceso judicial.

El artículo 56 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional deja claro que, de forma general, «la interposición del recurso de amparo no suspenderá los efectos del acto o sentencia impugnados». No obstante, este mismo precepto abre la puerta a «la suspensión, total o parcial» de los efectos de «la sentencia impugnada» cuando la ejecución de la condena «produzca un perjuicio al recurrente que pudiera hacer perder al amparo su finalidad». No obstante, esta posibilidad es remota, ya que el tribunal no suele paralizar los ingresos en prisión de personas condenadas a más de cinco años (Urdangarin lo ha sido a cinco años y diez meses) y solo hace uso de esta prerrogativa para casos muy excepcionales o por motivos humanitarios. El letrado, no obstante, recordó ayer que todavía tiene 30 días para presentar un recurso ante el Constitucional y tiene, por tanto, «mucho tiempo» aún para meditar sobre esa opción, por muy remota que sea.

Posibilidades «exiguas»

Sí fue más tajante a la hora de descartar el indulto. Apuntó que las «posibilidades» de que el Gobierno de Pedro Sánchez acordara esta medida de gracia para Urdangarin son «exiguas». Y, en cualquier caso, tampoco la Audiencia Provincial de Palma, según todas las fuentes consultadas, estaría, en el caso de que el Ejecutivo admitiera a trámite el indulto, por la labor de suspender el ingreso en prisión que notificó el pasado jueves al cuñado del rey, cuando le dio de plazo hasta el lunes para entrar la cárcel.

La cárcel alavesa de Zaballa estaría «bien», dice el abogado de Urdangarin El abogado guardó silencio sobre el secreto mejor guardado, la prisión que escogerá Urdangarin para cumplir condena. Dijo en una de sus múltiples declaraciones de ayer que la opción de la cárcel alavesa de Zaballa estaría «bien» desde un «punto de vista geográfico para parte de su familia», que vive en Vitoria. No obstante, no quiso confirmar ni adelantar nada. Según el letrado, el criterio para elegir centro será que «la dureza de la privación de libertad para el reo sea lo menos dura posible». El abogado, sin quererlo, al final sí dio alguna pista para descartar una de las cárceles que se han apuntado, la de Badajoz, ante la posibilidad de que la familia se trasladara de Suiza a Portugal para estar más cerca.

Torres ingresará en la cárcel de Brians 2, a solo media hora de su residencia

Diego Torres ya ha elegido la cárcel en la que ingresará antes del lunes para cumplir los cinco años y ocho meses a los que ha sido condenado por el Supremo en el caso Nóos. Se trata del centro de Brians 2, a solo 26 kilómetros (apenas media hora en coche) de su residencia habitual en Sant Cugat (Barcelona). La defensa del exsocio de Iñaki Urdangarin ya ha contactado con la Consejería de Justicia de la Generalitat para anunciarle su ingreso. Lo hizo porque Cataluña es la única comunidad que tiene transferidas las competencias en prisiones. Torres, al que la Audiencia Provincial de Palma dio el miércoles cinco días para ingresar en la cárcel, tiene como hora límite para entrar en Brians las 20.30 horas del lunes, cuando se cierra la oficina de ingresos. El exprofesor de Esade y su mujer, Ana María Tejeiro (condenada a título lucrativo), se reunieron ayer en Barcelona con su letrado, Manuel González Peeters, para ultimar los detalles de su ingreso en la prisión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Urdangarin se resigna a ir a prisión