Doctorado en A Coruña, con una tesis codirigida por el hoy alcalde Xulio Ferreiro

El nuevo fiscal general del Estado es autor de la doctrina Parot


redacción / la voz

El futuro fiscal general del Estado, el palentino Julián Sánchez Melgar (1955), es licenciado en Derecho por la Universidad de Valladolid y doctor en Derecho por la Universidad de A Coruña. Su tesis, codirigida por el actual alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro y Agustín-J. Pérez-Cruz Martín, versó sobre Aspectos procesales de la inviolabilidad e inmunidad parlamentaria. estado de la cuestión en la doctrina y la jurisprudencia ordinaria y constitucional, y obtuvo premio extraordinario.

Sánchez Melgar, casado y con dos hijos, ingresó en la carrera judicial en 1983 y ascendió a magistrado en 1987. Antes de llegar al Supremo, había ejercido en la Audiencia Provincial de Barcelona y en los juzgados de Cantabria, donde fue elegido juez decano, antes de pasar a ser magistrado en la Sala Civil y Penal del Tribubal Superior de Justicia de Cantabria. «Le conozco muy bien, es trabajador, independiente y muy riguroso», escribió ayer en Twitter el presidente cántabro Miguel Ángel Revilla.

También presidió la Audiencia Provincial de Ávila hasta diciembre de 1999, cuando accedió al Tribunal Supremo, adonde llegó avalado por Enrique Arnaldo, vocal a propuesta del PP y que hoy preside el Tribunal Administrativo del Deporte.

Es, además, autor de numerosas publicaciones en revistas y obras conjuntas, entre ellas varios libros dedicados al estudio del Código Penal, Ley de Enjuiciamiento Criminal e inviolabilidad e inmunidad parlamentaria.

Uno de sus últimos trabajos antes de dejar el Supremo ha sido participar en el estudio de los recursos del caso Madrid Arena, en el que había sido designado como ponente. En el 2003. Sánchez Melgar presidía la sala del Supremo que confirmó la sentencia del Tribunal Superior de Castilla y León contra Ismael Álvarez, el exalcalde de Ponferrada condenado por acoso sexual a la concejal Nevenka Fernández. El fallo contó con dos votos particulares, uno de ellos de José Manuel Maza quien estimó que Álvarez debería haber sido absuelto del delito de acoso sexual. Melgar se encontrará con una Fiscalía Anticorrupoción más pacificada tras el nombramiento como jefe de la misma de Alejandro Luzón, quien sustituyó a Manuel Moix el pasado junio tras el escándalo de su empresa en el paraíso fiscal de Panamá.

El nuevo fiscal general sigue la estela de Maza y es autor de la doctrina Parot

Admitió la querella de su predecesor contra la mesa del Parlamento catalán

melchor saiz-pardo

«Un perfil casi idéntico al de José Manuel Maza». Pocas veces la valoración de un nombramiento había suscitado tanta unanimidad. Nadie en la judicatura ni en la carrera fiscal duda de que la designación por parte del Gobierno de Julián Sánchez Melgar para dirigir la Fiscalía General del Estado es una apuesta clara del Ejecutivo por el continuismo tras el fallecimiento de su predecesor, sobre todo en un momento especialmente delicado con el desafío secesionista catalán en los tribunales. Las críticas a su nombramiento llegaron del PSOE y de Podemos.

Como Maza, el palentino Sánchez Melgar es de corte conservador, con una abultada carrera de penalista, de carácter muy abierto y conciliador y muy próximo al presidente de la Sala de lo Penal del Supremo, Manuel Marchena, amén de haber mantenido siempre una excelente relación con su predecesor. De hecho, apenas se separó de su féretro durante la capilla ardiente.

Su currículo más reciente deja entrever la cercanía con las tesis que mantenía Maza. Sánchez Melgar fue parte, con otros cinco magistrados, de la sala del Supremo que admitió a trámite por unanimidad la querella del entonces fiscal jefe contra la Mesa del Parlamento de Cataluña por activar con sus leyes la desconexión del resto de España.

Sánchez Melgar, magistrado en el Tribunal Supremo desde el 2000 y uno de los jueces más veteranos y valorados de la Sala Segunda, fue en el 2006 el ponente de la conocida como doctrina Parot sobre el cumplimiento íntegro de las penas y que durante años, antes de que fuera tumbada por el Tribunal de Estrasburgo en octubre del 2013, fue usada por los tribunales para evitar la excarcelación de los terroristas más sanguinarios, de violadores y pederastas reincidentes.

Su nombre también es conocido por haber votado en contra de la doctrina Botín, que evitó que el fallecido banquero del Banco Santander se sentara en el banquillo. Entonces, Sánchez Melgar se alineó con los progresistas al defender, en contra del criterio de la mayoría, que una acusación popular era suficiente para llevar a juicio a un acusado.

Hasta ahora también había sido el magistrado de enlace en el control del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y, por ende, el juez que autorizaba a los servicios secretos los pinchazos o los registros. Por ello, se le supone al día de las cuitas más peliagudas del Estado.

El titular de Justicia no quiso valorar ayer el carácter continuista que se atribuye al nombramiento de Sánchez Melgar, sobre todo en las causas relacionadas con el intento independentista en Cataluña. «Las querellas no son obras de una persona, sino un trabajo colectivo», se limitó a decir. Desde las asociaciones de fiscales definieron a Sánchez Melgar como «conservador» (UPF), «candidato perfectamente idóneo» (APIF), tiene «competencia sobradas» (Asociación de Fiscales), y tan solo Juezas y jueces por la democracia habló de «oportunidad perdida» por no ser de la carrera fiscal.

Críticas de PSOE y Podemos

El PSOE criticó la elección del palentino, con la que no se siente concernida. Margarita Robles pidió al Gobierno que explique por qué dijo que iba a consultar a los partidos de la oposición el nombre del nuevo fiscal general y no lo ha hecho. Es un «nombramiento político que responde a los intereses del Gobierno, como lo fue en su momento el de Maza», valoró Adriana Lastra.

Gloria Elizo (Podemos) opinó que es una designación «extraordinariamente politizada» y acusó al PP de estar intentado «protegerse» en los asuntos judiciales en los que está inmerso. Sánchez Melgar, dijo, tiene «una relación muy cercana a algunos perfiles del PP», entre los que citó al exministro Ángel Acebes, Por su parte, Ciudadanos restó importancia al hecho de que no fueran consultados por el Gobierno para efectuar la propuesta. «Es una decisión del Gobierno», afirmaron.

Detenido en Barcelona un joven de 19 años por celebrar la muerte de Maza

Un «tuitero» de 19 años ha sido detenido por publicar comentarios sobre la muerte del fiscal general del Estado José Manuel Maza y por amenazar con apuñalar al delegado del Gobierno, Enric Millo. También pidió quemar el barco que alojaba a policías conocido como barco de Piolín y «poner una bomba» en la sede del PP.

En declaraciones a los medios, el portavoz de la Policía Nacional en Cataluña, Antonio Navarro, ha explicado que este joven era muy activo en redes sociales como Twitter e Instagram «con mensajes amenazantes, hirientes y presuntamente delictivos». El joven no tiene antecedentes y quedó en libertad con cargos por incitación al odio, injurias y amenazas. La Unidad de delitos tecnológicos de la Policía Nacional abrió una investigación tras recibir denuncias de otros usuarios de las redes sociales por sus comentarios. Entre otros mensajes, el arrestado consideró que se tendría que «quemar» el barco donde se alojaban policías nacionales y guardias civiles destinados a Cataluña por el dispositivo contra el referéndum y poner una bomba en la sede del PP.

Dastis asegura que las ciberamenazas no vienen de un solo país

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, admitió ayer que en la cumbre entre la UE y los socios del Este que se celebra en Bruselas se ha abordado «la preocupación por las cuestiones de ciberseguridad» y varios países han hecho referencia «específica» a Rusia, aunque ha avisado de que las ciberamenazas no vienen de «un solo país». «Ha habido referencias por parte de distintos jefes de Gobierno preocupados por las cuestiones de ciberseguridad. Sí ha habido alguna referencia específica» sobre Rusia, ha explicado Dastis, quien ha insistido en que se trata de «una amenaza que no hay que circunscribir a un solo país», al ser preguntado por la decisión de los líderes de ambos bloques de evitar hacer ninguna referencia directa a Rusia en la declaración conjunta que han aprobado al término de la cumbre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Doctorado en A Coruña, con una tesis codirigida por el hoy alcalde Xulio Ferreiro