Una sola agente abatió a cuatro de los cinco terroristas de Cambrils

Europa Press

ESPAÑA

Los terroristas llevaban un hacha y cuchillos en el coche y ha trascendido que hirieron en la cara a una persona que se encontraba en el sitio del ataque

18 ago 2017 . Actualizado a las 18:25 h.

Los presuntos terroristas abatidos en Cambrils (Tarragona) llevaban un hacha y cuchillos en el coche, además de cinturones con falsos explosivos adheridos al cuerpo, según ha explicado el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, este viernes. En una rueda de prensa, ha relatado que una sola agente logró abatir a cuatro de los cinco terroristas que resultaron fallecidos en el operativo policial realizado en el paseo marítimo de la localidad tarraconense.

Además, ha trascendido que, antes de ser neutralizados, los presuntos yihadistas hirieron en la cara con un cuchillo a una persona que se encontraba en el sitio del ataque, ocurrido horas después del atentado perpetrado en la capital catalana.

La tesis con la que se trabaja es que preparaban uno o varios atentados en Barcelona de mayores proporciones y que la explosión de Alcanar (Tarragona) los evitó; pero, una vez frustrados los planes, pudieron haber decidido atentar en La Rambla de Barcelona y después perpetrar algo más «rudimentario», como lo que ocurrió en Cambrils.