La oposición deja solo al PP en la comisión del Senado sobre financiación de partidos

Abandona los trabajos porque los populares vetan a los comparecientes de su formación


madrid / colpisa

El PP, a expensas de lo que decida el PNV, se va quedar solo en la comisión de investigación abierta en el Senado para indagar la financiación de todos los partidos. PSOE, Podemos, Esquerra y Ciudadanos anunciaron ayer que abandonan el comité por considerarlo una «farsa» de los populares para contrarrestar la comisión del Congreso que investiga las finanzas del PP.

La oposición decidió el boicot después de que el portavoz del PP en la comisión, Luis Aznar, anunciara en la reunión convocada para fijar el calendario y los comparecientes que su grupo iba a hacer valer su mayoría absoluta en el Senado para vetar la propuesta de la oposición de que desfilaran ante los comisionados cerca de un centenar de altos cargos y exdirigentes del PP con Mariano Rajoy y José María Aznar a la cabeza. Luis Aznar, en una tensa reunión a puerta cerrada, adujo que la inmensa mayoría de los comparecientes del PP propuestos por la oposición ya van a ser interrogados en la comisión abierta en el Congreso sobre la supuesta caja B y que llamarlos en el Senado sería una «duplicidad» innecesaria ya que la Cámara alta puede reclamar las actas con las declaraciones de los comparecientes en la otra Cámara.

Con esa premisa, el PP rechazó cerca de un centenar de peticiones y cerró la puerta a que los expresidentes del Gobierno y exministros como Ángel Acebes, Javier Arenas, Francisco Álvarez-Cascos y Rodrigo Rato pasen por el Senado. Tampoco sus extesoreros, incluido Luis Bárcenas. Los populares solo votaron a favor de su lista, que incluye algo más de 150 nombres, ninguno de su partido y sí altos cargos del PSOE, Podemos, Izquierda Unida, PSC, Ciudadanos, PNV, CiU, PDECat, Compromís y Esquerra, entre ellos los líderes de los tres principales partidos de la oposición, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera

Inicio el 13 de julio

La comisión no puso fecha para las comparecencias de los tres pesos pesados, pero acordó empezar los interrogatorios el 13 de julio con Xoán Manuel Cornide, extesorero del PSOE (2004-2014); Gregorio Martínez Garrido, que ocupa el cargo en la actualidad; Daniel de Frutos, tesorero de Podemos; y Carlos Cuadrado Arroyo, responsable de finanzas de Ciudadanos. La fecha no fue elegida al azar. Para ese día, en la comisión del Congreso están citados la tesorera del PP, Carmen Navarro, y sus antecesores Ángel Sanchís, Álvaro Lapuerta y Rosendo Naseiro. Se cumple así la promesa de los populares de usar la comisión del Senado como contrapeso a la de la Cámara baja, en la que al estar en minoría no ha logrado que se cite a dirigentes de otros partidos ni que se limite el trabajo parlamentario a un período de tiempo o a ciertas instituciones.

Aznar mostró su «sorpresa» por la decisión de la oposición. «Que la sociedad sepa que hay fuerzas políticas que no quieren que se conozcan sus finanzas», denunció. El portavoz socialista, Ander Gil, aseguró que su grupo no participará en la maniobra del PP para «torpedear» el trabajo del Congreso con una «comisión B» en el Senado para «tapar su corrupción» y «salvar al soldado Rajoy». El senador de Unidos Podemos Óscar Guardingo afeó a los populares que intenten «nivelar la porquería» con esta comisión sin comparecientes de su partido, mientras que desde Esquerra Miguel Ángel Estradé apuntó que el PP quiere «convertir en sospechosos» a todos los partidos.

El del PNV es el único grupo que no ha decido qué hará. Será su ejecutiva la que decida si participa en la comisión, pero avisó que no quiere entrar en «el pim, pam, pum parlamentario» en que se ha convertido el asunto.

A trámite una ley para suspender a las formaciones que reciban fondos irregulares

El pleno del Congreso aprobó ayer tramitar una proposición de ley de Compromís de reforma del Código Penal para que los partidos que se beneficien de una financiación ilegal puedan ser suspendidos temporalmente de actividad, se les prohíba recibir subvenciones o incluso puedan ser disueltos. El texto ha salido adelante con los votos de PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos, ERC, Compromís, Coalición Canaria y Nueva Canarias, mientras que PP, PNV, PDECat, Bildu, Foro Asturias y UPN se han abstenido.

Ahora el texto arrancará su tramitación en el Congreso, una fase que los grupos parlamentarios aprovecharán para presentar enmiendas y cambiar la redacción de la propuesta de la formación valenciana. Incluso algunos de los que han respaldado su tramitación han puesto pegas a un texto que pretenden mejorar con sus aportaciones.

Con esta iniciativa Compromís pretende cubrir el «vacío legal» que, a su juicio, existe actualmente en la legislación española, pues permite castigar de forma individual a quien participe en estructuras de financiación ilegal, pero no a los partidos que las montan o se benefician de ella. En concreto, recuerdan que el artículo 304 del Código Penal persigue a quien «participe en estructuras u organizaciones», cualquiera que sea su naturaleza, «cuya finalidad sea la financiación de partidos políticos, federaciones, coaliciones o agrupaciones de electores, al margen de lo establecido en la ley», pero los jueces no pueden imponer la disolución del partido político que eventualmente pudiese «haber promovido la financiación ilegal o haberse beneficiado de ella».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La oposición deja solo al PP en la comisión del Senado sobre financiación de partidos