Díaz y López afean a Sánchez que limite las primarias a una batalla entre dos

Enrique Clemente Navarro
enrique clemente MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Zipi | EFE

El ex secretario general emplaza a las bases a escoger entre él y quienes lo derrocaron

18 abr 2017 . Actualizado a las 09:24 h.

Susana Díaz y Patxi López coincidieron ayer en lanzar un mensaje de integración de un partido dividido al formalizar sus precandidaturas a la secretaría general. Hoy lo hará el tercer aspirante, Pedro Sánchez, cuyo equipo aprovechó la ocasión para criticar el retraso en el establecimiento del censo y sembrar dudas sobre la financiación de los actos de la presidenta andaluza. Díaz afirmó que afronta las primarias con «muy buenas vibraciones», con «ilusión» y en «positivo» y que en el PSOE» solo tiene «compañeros» y que sus «adversarios están fuera». Respondía así a la coordinadora del equipo del ex secretario general, la diputada Adriana Lastra, quien presentó las primarias como una batalla entre un ala conservadora que se abstuvo en la investidura de Mariano Rajoy, que encabezaría Díaz, y otra más a la izquierda, que lideraría Sánchez.

Este matizó anoche en una entrevista en Telecinco que las primarias no son una guerra ni un choque de trenes entre él y Díaz, sino «un proceso de democracia interna, que nunca han sido un obstáculo, sino el camino para reconstruir la unidad entre la dirigencia y los militantes y los votantes». Aunque acto seguido añadió que el 21 de mayo solo hay dos opciones, la de Díaz, que ha dejado al PSOE en «tierra de nadie» con su abstención en la investidura de Rajoy, y la que él representa, un proyecto «de izquierda, autónomo, creíble y coherente». Y emplazó a los militantes a elegir entre votarle para «recuperar el PSOE» o «apoyar ese proyecto impuesto por las bravas por determinados dirigentes» que lideraron su «derrocamiento» para «facilitar el gobierno a la derecha». Sánchez aseguró que si gana integrará a los vencidos, y, si pierde, actuará con lealtad, porque sabe «lo que significa estar cuestionado permanentemente».

Eduardo Madina y la secretaria de organización de Aragón, Pilar Alegría, fueron los encargados de presentar las credenciales de la presidenta andaluza. El diputado vasco señaló que su candidatura «no va contra nada ni contra nadie», y que representa un proyecto «integrador, sólido y coherente». Explicó que Díaz busca el «reencuentro» con las «siglas centenarias» del PSOE y con el «significado ideológico socialista, que tiene una vocación de mayorías para transformar el país». Madina cargó contra Sánchez por convertir las primarias en una «batalla» con Díaz. «Patxi para mí es un gran compañero que merece el máximo respeto por el ejemplo vital que ha dado», aseguró Madina. «No creo que esto sea una cosa de dos, sino de casi 200.000 personas», dijo Madina.