Puigdemont viaja a EE. UU. para intentar la mediación de Carter

Preparó con secretismo su reunión con el expresidente de EE.UU.


barcelona / colpisa

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se reunió ayer con el expresidente de EE.UU. Jimmy Carter, en la sede de la fundación que el exmandatario norteamericano tiene en Atlanta. Puigdemont dio así un paso más en su estrategia de internacionalizar el pleito catalán. Ante la negativa del Gobierno a autorizar un referendo, el Ejecutivo autonómico sondea ahora la mediación de actores internacionales que puedan ayudar a buscar una salida al proceso soberanista, encallado en estos momentos por la voluntad catalana de celebrar una consulta y la advertencia de Madrid de que hará todo lo que esté en su mano para impedirla.

Puigdemont sondea el apoyo del Carter Center, organización especializada en promover procesos de paz y de resolución de conflictos, para tratar de «sacar adelante el referendo con garantías», a pesar de que la votación no tenga el visto bueno de Madrid. «Queremos que haya el máximo número de observadores internacionales que puedan garantizar que se cumplen las exigencias más rigurosas de los estándares internacionales», apuntó Puigdemont sobre su encuentro con Carter y sobre el referendo, que a día de hoy sigue en el aire: sin fecha, sin pregunta y sin la seguridad de que vaya a tener lugar, pues el Gobierno central y el PP insisten casi a diario que no lo van a permitir. Eso sí, tampoco dicen cómo harán para impedirlo.

Pulso en el exterior

El encuentro en Atlanta fue llevado con absoluto secretismo por parte de la Generalitat para evitar el boicot de la diplomacia española. La estrategia de Puigdemont pasa por buscar complicidades a nivel exterior para que presionen al Gobierno central para que autorice la celebración de una consulta. «Nosotros tenemos una mesa puesta para que se siente el Estado español y si es necesario que haya la mediación de otra gente, por nosotros no será», dijo.

Se trata de la segunda visita de Puigdemont a EE. UU., tras la que hizo hace una semana a Washington y Nueva York. El encuentro con Carter se produjo además el mismo día que se anunció la visita de dos congresistas norteamericanos a Barcelona para reunirse con Puigdemont mañana: Dana Rohrabacher y Brian Higgins. Rohrabacher defendió el derecho a decidir de Cataluña en el 2015. El Gobierno central se apresuró a comunicar que ambos políticos se reunirán también con el delegado del Gobierno en Cataluña.

La Moncloa y la Generalitat libran una especie de guerra fría en el plano internacional. El exministro de Exteriores José Manuel García Margallo reconoció que España debe favores a otros Estados por posicionarse en contra del proceso catalán. El presidente de la Generalitat ha incrementado en los últimos tiempos su agenda exterior, ante las críticas de la oposición, que le acusa de hacer el ridículo cada vez que sale fuera de España, puesto que no consigue que le reciba ningún dirigente de alto rango. Además, recibió un duro golpe de la canciller alemana, Angela Merkel, quien defendió la integridad territorial de los Estados de la UE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Puigdemont viaja a EE. UU. para intentar la mediación de Carter