La Audiencia Nacional embarga en Málaga bienes por 700 millones a familiares del presidente sirio

Las Justicias española y francesa seguían los pasos del tío de Bachar al Asad por tejer una red de blanqueo a escala internacional cuyo centro de operaciones se encontraba en Puerto Banús


m. b. madrid / colpisa

La Audiencia Nacional coordinó ayer en Marbella (Málaga) una macrooperación policial contra una asociación criminal de delitos de guante blanco liderada, presuntamente, por Rifat al Asad, tío del presidente de Siria. De 78 años, las Justicias española y francesa le seguían los pasos por tejer una red de blanqueo a escala internacional cuyo centro de operaciones se encontraba en Puerto Banús. La operación coordinada por el juez José de la Mata supuso el embargo de los bienes en España de la familia de Rifat, más de 500 propiedades repartidas en su mayoría por la Costa del Sol cuyo valor estimado es de 691 millones. También ordenó 15 entradas y registros, la mayoría en Puerto Banús, tres requerimientos con advertencia de registros y el bloqueo de las cuentas corrientes de 16 personas físicas y de otras 76 personas jurídicas.

Rifat al Asad fue vicepresidente de Siria cuando gobernaba su hermano, Hafez al Asad, padre de Bachar. En los años ochenta, Hafez expulsó a Rifat del país por temor a que organizara un golpe de Estado contra él. Existen indicios de que le entregó «más de 300 millones de dólares procedentes de las arcas del Estado» para comenzar una nueva vida y comprar su silencio. Con ese botín, recaló en Francia, donde en 1984 empezó a comprar inmuebles. La investigación abierta por el juez francés Renaud van Ruymbek permitió concluir que esa fortuna, procedente de la presunta malversación, la utilizó para su provecho personal y en perjuicio del Estado sirio, acumulando un patrimonio inmobiliario en Francia, Curazao, Liechtenstein y Luxemburgo con un valor de 90 millones. Después, los investigadores franceses acreditaron que parte del parque inmobiliario de Rifat terminó en la Costa del Sol, entre Marbella, Puerto Banús y localidades de alrededor. En el 2016, la Justicia francesa le imputó encubrimiento de desvío de fondos públicos, blanqueo en banda organizada y trabajo disimulado en banda organizada.

Fruto de la cooperación judicial con España, se pudo descifrar el entramado societario que había construido Rifat, administrado por familiares suyos, dos de sus hijos, sus dos mujeres, algunas nueras y un español, gestor de la empresa. Todos están investigados. La causa abierta en España permitió localizar 503 propiedades, entre plazas de garaje, viviendas vacacionales, apartamentos de un hotel de lujo y fincas rústicas. Entre ellas destaca la llamada La Máquina, de más de 2.500 hectáreas y que ocupa un tercio de la localidad de Benahavís, con un valor de 60 millones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Audiencia Nacional embarga en Málaga bienes por 700 millones a familiares del presidente sirio