La política de los números

Parece que los Presupuestos, que van a afectar a 47 millones de habitantes, van a estar condicionados por el beneplácito de entre 5 y 6 partidos de corte nacionalista


Son 176 diputados. Este será el número de votos que como mínimo debería conseguir el Ejecutivo de Rajoy para que el Congreso apruebe sus Presupuestos. Descartado el apoyo del PSOE (y de Podemos), con 134 diputados al PP solo le queda mirar a la derecha y, además de contar con el voto positivo de Ciudadanos (32 votos), convencer al PNV (5 votos). Pero esto sigue siendo insuficiente, hay que seguir sumando apoyos. Debe acudir al Grupo Mixto. Parece bastante fácil contar con los 2 diputados de UPN y el de Foro Asturias (se presentaron en coalición con el PP). También es sencillo que Coalición Canaria les preste su apoyo, llegando a los 175 diputados. Sigue faltando uno. Aquí es donde el Ejecutivo lo tiene más complicado, ya que si bien matemáticamente le valdría con el diputado de Nueva Canaria, este grupo se presentó a las elecciones con el PSOE. Podría tratar de conseguir alguno de los 8 escaños del Partido Demócrata Catalán.

Ahora bien, estos apoyos no serán gratis. Los partidos que finalmente aprueben las cuentas del Ejecutivo querrán algo a cambio. ¿Qué van a pedir? Sobre todo inversiones y, en la medida de lo posible, un mayor traspaso de competencias. Parece que los Presupuestos Generales del Estado, que van a afectar a 47 millones de habitantes, van a estar condicionados por el beneplácito de entre 5 y 6 partidos de corte nacionalista. Como es natural, ellos van a aplicar esa máxima tan extendida: «¿Qué hay de lo mío?». Lo anterior no debe extrañarnos, no es algo nuevo. Y algún guiño ya se ha producido en las últimas semanas.

Ahora bien, y del mismo modo que la Fundación Transforma España ha invitado a los partidos a evaluar la viabilidad económica de sus propuestas políticas, es de recibo que la negociación por sacar adelante los Presupuestos sea transparente y que todos los ciudadanos sepamos en cuánto nos ha salido esta debilidad del Ejecutivo y quiénes se han beneficiado de ella.

En este escenario, las comunidades en las que gobiernan el PP o el PSOE no parece que se vayan a beneficiar especialmente. Si esto es así, es probable que se detraigan inversiones que, en principio, parecía que se iban a producir. Nuestros gobernantes autonómicos deben tener en cuenta esta posibilidad. Es la política de los números.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La política de los números