La batalla de los congresos regionales del PP

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID/ LA VOZ

ESPAÑA

Candidatos de los congresos regionales del PP

Los graves conflictos en varias comunidades complican la renovación impulsada desde Génova

05 mar 2017 . Actualizado a las 17:55 h.

«En esta vida se cambia lo que no funciona. Lo que funciona, no». A juzgar por las palabras pronunciadas por Mariano Rajoy en el último congreso nacional de su partido, hay un buen número de comunidades en las que las cosas no le funcionan al PP. Los populares afrontan a partir del 17 de marzo y hasta el 2 de abril una amplia renovación en sus congresos regionales, que implican la retirada de un buen número de líderes de la vieja guardia, y en los que habrá más lucha que nunca. Solo tres de los actuales máximos responsables autonómicos tienen garantizada su continuidad sin oposición alguna: el andaluz Juan Manuel Moreno, el extremeño José Antonio Monago y el vasco Alfonso Alonso, que se suman así a Alberto Núñez Feijoo, ya reelegido en el congreso del PPdeG celebrado en mayo.

En todas las demás autonomías habrá cambio de líder o al menos batalla interna, bien por la retirada del actual presidente o por la presentación de listas alternativas. En algunas de ellas, como Cataluña, donde Xavier García Albiol lleva ejerciendo de líder de facto tras la retirada de Alicia Sánchez Camacho, el relevo se produce de forma controlada. Pero en un buen número de casos la dirección nacional trata todavía de apagar incendios protagonizados por candidatos críticos.

La orden lanzada por el nuevo coordinador general, Fernando Martínez-Maillo, es en todo caso que la integración debe producirse antes o después de los congresos. Es decir, que cuando haya más de un candidato, el ganador tenga en cuenta al sector perdedor. El PP tiene la vista puesta en el 2019 y no oculta su intención de que, aunque no sea obligatorio, los que sean elegidos sean los candidatos en las autonómicas de ese año, que servirán de piedra de toque para comprobar si el PP puede recuperar la mayoría absoluta en las generales del 2020, si estas no se adelantan. «No pensemos en el 2017 sino en el 2019. La fortaleza del partido hay que mirarla de cara a esa fecha», advierte Martínez-Maillo sobre esos congresos regionales.

Baleares

Bauzá quiere volver. Es uno de los mayores quebraderos de cabeza de Génova. El expresidente autonómico José Ramón Bauzá pretende volver a liderar el partido después de su dimisión. Enfrente tendrá a Biel Company, quien mantiene vínculos con el histórico Gabriel Cañellas. Fuentes del PP admiten su preocupación porque detrás de esa batalla existe un «enfrentamiento personal» que puede distorsionar el proceso. Aquí la votación será asamblearia, a una sola vuelta en el mismo cónclave.

Castilla-La Mancha

Problemas para Cospedal. Más problemas para Dolores de Cospedal. Sus críticos en la Comunidad ya se hicieron notar en el congreso nacional del PP con una enmienda que pretendía impedir que compatibilizara la secretaría general con el cargo de ministra, y que fue derrotada por escaso margen. Ahora, Tomás Medina no solo le disputará el liderazgo del PP regional, sino que ayer mismo impugnó la candidatura de Cospedal por no presentar personalmente los avales, como establecen los estatutos. «Si no tiene diez minutos para esto, cómo va a dedicarle a Castilla-La Mancha el tiempo que merece», señaló Medina. Además, esta candidatura solicita la suspensión cautelar del congreso regional afirmando que la dirección trató de impedir una lista alternativa y le niega los censos.

Cantabria

De Diego da la sorpresa. Tras anunciar su retirada, el expresidente cántabro Ignacio de Diego dio la sorpresa, para disgusto de Génova, anunciando que quiere continuar. La integración se presenta difícil, porque su rival será su ex número dos María José Sáenz de Buruaga, quien cuenta con el aval de la dirección y del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y pretende llegar hasta el final, aunque De Diego asegura tener el apoyo de la mayoría de los militantes.

Madrid

Críticas a Cristina Cifuentes. A Cristina Cifuentes le ha salido un rival, Luis Asúa, vinculado al sector de Esperanza Aguirre, que denuncia irregularidades en el proceso de primarias para favorecer a la presidenta de la Comunidad, a la que acusa, además, de ser de «centroizquierda».

Murcia

Sánchez, pese a su imputación. Pese a su imputación en el caso Auditorio, Pedro Antonio Sánchez no tendrá problema para sustituir en el cargo al retirado Ramón Luis Valcárcel. Cuenta con el respaldo de Génova pese al veto de Ciudadanos a su presidencia en la comunidad.