Rajoy se toma tiempo para nombrar un Gobierno con perfil negociador

Enrique Clemente Navarro
Enrique Clemente MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Chema Moya | EFE

Debe resolver el equilibrio entre Sáenz de Santamaría y Cospedal, y el papel de De Guindos

31 oct 2016 . Actualizado a las 11:28 h.

Mariano Rajoy se ha tomado su tiempo. Meditará durante el puente y el jueves desvelará el secreto mejor guardado, la composición de su Gobierno. Algunas fuentes interpretan la tardanza como preludio de grandes sorpresas, otras como muestra de la dificultad para buscar equilibrios de poder. Será el primer mensaje que envié de cómo encara una legislatura muy difícil, terminado el tiempo del rodillo que le permitía la mayoría absoluta. De hecho, será el presidente con menos respaldo parlamentario de la democracia, solo 137 escaños. Los nombres de sus ministros serán un indicio muy importante para saber si va a haber un Rajoy reinventado dispuesto a adaptarse a las nuevas circunstancias o no. Hay dos variables a tener en cuenta: el presidente es enemigo de los cambios y fiel a sus más estrechos colaboradores.

Las fuentes consultadas coinciden en que apostará por ministros con un perfil muy político, dialogantes, que sepan negociar, capaces de tender puentes y sacar adelante iniciativas con Ciudadanos, pero también con los socialistas, que están dispuestos a escenificar una oposición dura tras una abstención que ha dejado desgarrado al partido.

Báñez, figura ascendente

Es seguro que Soraya Sáenz de Santamaría, su mano derecha, seguirá siendo vicepresidenta. La incógnita es si mantendrá sus funciones actuales o cederá la portavocía a otro ministro. O incluso si asumirá las funciones de Administraciones Públicas para negociar la nueva financiación autonómica.