Ofensiva mediática de los partidarios de la abstención

Javier Fernández y Susana Díaz dan por hecho que tienen mayoría en el cónclave socialista


madrid / la voz

Susana Díaz y Javier Fernández sabían que sería difícil justificar ante la militancia y los votantes socialistas el giro del «no es no», que convirtió en mantra inapelable Pedro Sánchez, a la abstención. Sin embargo, la resistencia ha superado sus expectativas. La «pedagogía de la abstención» que predica el presidente de la gestora no ha calado lo suficiente entre las bases, que en buena medida se mantienen en el no. Un gran número de agrupaciones se han pronunciado a favor del no. El mismo Fernández lo reconocía con esta frase el pasado 12 de octubre: «Tengo la sensación de que me entienden más fuera que dentro». Destacados socialistas como el exministro Josep Borrell o José Antonio Pérez Tapias, exportavoz de Izquierda Socialista y que concurrió a las primarias en las que resultó elegido Sánchez, han firmado la iniciativa que impulsa el alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez, para que el congreso extraordinario que elija al secretario general se celebre con carácter inmediato.

Para intentar revertir o, al menos paliar la situación, los partidarios de la abstención van a intensificar estos días su labor «educativa», que ya ha contado esta última semana con la participación en los medios de comunicación de relevantes partidarios de Rubalcaba que han aprovechado la coyuntura para volver a ocupar cargos importantes, como son Ramón Jáuregui, Elena Valenciano y Soraya Rodríguez.

Rebelión del PSC

Ayer fueron el número dos de Díaz y el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, quienes se decantaron por la abstención, una palabra que hasta ahora era tabú. Hoy será Fernández el que se dirija en abierto a los parlamentarios socialistas para defender su tesis de que abstenerse no es apoyar y que facilitar el Gobierno a Rajoy es lo menos malo para el PSOE, porque el PP saldría reforzado si hay terceras elecciones. La campaña la continuarán mañana Eduardo Madina y Alfredo Pérez Rubalcaba en sendas entrevistas televisivas. Incluso está previsto que la propia presidenta andaluza haga una intervención pública en ese sentido.

Díaz y Fernández saben que las cuentas les salen en el comité federal, pero temen que la división en el partido deje heridas difíciles de cerrar. De momento, deberán afrontar la rebelión del PSC, ya que Miquel Iceta ha reafirmado que sus siete diputados votarán no en la investidura. A los que se sumarían algunos fieles a Pedro Sánchez como Susana Sumelzo, quien ya lo ha anunciado, y otros como Odón Elorza, o los elegidos por Baleares. La gran incógnita es qué hará Sánchez, quien podría plantearse dejar el acta si el comité federal aprueba la abstención.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ofensiva mediática de los partidarios de la abstención