La cabeza del lobo decapitado escandaliza al país

Los vigilantes de seguridad y Fapas reclaman dimisiones en la Consejería de Desarrollo Rural

Cabeza de lobo en Doriga (Tineo)
Cabeza de lobo en Doriga (Tineo)

Redacción

La imagen de una cabeza de lobo decapitada colgando de una señal de tráfico en Doriga, Salas, traspasó la frontera de Asturias y extendió la polémica por la gestión del lobo en el Principado a toda España. Ya antes se habían visto escenas similares, aunque quizá no de tanta crudeza. Ejemplares de diferentes edades ahorcados junto a la carretera han aparecido por toda la geografía regional, las últimas en la zona de Lena. Sin embargo, la violencia ha ido en aumento y ha generado una corriente de indignación. La Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, última responsable en este ámbito, no ha querido pronunciarse. Por el contrario, colectivos como el Fondos para la Protección de los Animales Salvajes de Asturias (Fapas) o la Asociación de Vigilantes de Seguridad Privada de Asturias (Avispa), que también aglutina al colectivo de guardias de caza, reclaman la dimisión del director general de Recursos Naturales, Manuel Calvo, y de la propia consejera, María Jesús Álvarez, «por el bochornoso espectáculo que se está ofreciendo y por la sumisión que muestran ante las asociaciones profesionales y las presiones mediáticas».

Las redes sociales e internet parecen confirmar esta visión. A lo largo de todo el día centenares de internautas pusieron en tela de juicio el eslogan Paraíso Natural y reclamaron mano dura con en este tema. Las quejas por esta imagen salvaje de lobos decapitados se han multiplicado en páginas de medios de comunicación, perfiles ecologistas de Facebook y también colectivos ganaderos.

La gestión del lobo en Asturias es una histórica fuente de enfrentamiento entre los ganaderos y los colectivos conservacionistas, que defienden posiciones casi imposibles de conjugar. El plan de gestión que está en vigor en la actualidad permite la caza de una serie de ejemplares al año. Por ejemplo, para este año 2016, está autorizada la eliminación de 45. Esta medida es uno de los principales puntos de fricción. Los ganaderos denuncian la proliferación de ataques y de los daños en la cabaña y exigen a la Administración medidas más drásticas. Creen que cada día existen más manadas. En cambio, los conservacionistas critican las batidas y reclaman otro tipo de alternativas más sostenibles.

Hace menos de una semana, Fapas publicaba un informe en el que se confirmaba el incremento de los expedientes abiertos por los daños generados por ataques durante el último lustro. Aunque a primera vista puede parecer que este informe da la razón a los ganaderos, en realidad hace justo lo contrario. Trata de demostrar que la política del Principado es ineficaz. Precisa que las batidas sin criterios establecidos desestructuran los núcleos familiares y dejan solos a lobos, que pierden gran parte de su capacidad para cazar, que depende del grupo. Estas nuevas condiciones, unidas a la falta de carroña, les empujan hacia el ganado.

La Unión de Campesinos Asturianos (UCA) ha convocado para mañana miércoles, 1 de junio, una protesta en Oviedo, ante la sede de la consejería. Entre los principales temas que nutren esta concentración, uno de ellos se refiere a los daños causados por los animales salvajes. Para animar la participación, incluso han organizado autobuses que saldrán de diversos puntos de Asturias. La Unión de Sectoriales Agrarias de Asturias (USAGA), por su parte, ha organizado una reunión en Cabañaquinta para tratar varios temas que preocupan al sector, entre ellos los ataques del lobo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La cabeza del lobo decapitado escandaliza al país