Cándido Méndez se despide de la UGT llamando a la unidad de acción con CC. OO.

El líder sindical insta a los partidos a negociar sin cordones sanitarios, como hicieron los sindicatos con la patronal, y a defender la Constitución

Méndez saluda a Zapatero en su última intervención como líder de UGT
Méndez saluda a Zapatero en su última intervención como líder de UGT

Amparo Estrada / Colpisa

Era su última intervención pública como secretario general de UGT y a Cándido Méndez le temblaban las piernas como cada vez que ha hablado desde que hace casi 22 años se puso al frente del sindicato. Y, aunque en momentos se emocionó -especialmente al mencionar el apoyo de su familia-, Méndez utilizó el discurso de apertura del 42 Congreso Confederal de UGT para apelar a la unidad de acción sindical con CC. OO., instar al pacto y al diálogo a los partidos políticos del cambio -donde incluye a Ciudadanos- y para defender la Constitución.

Méndez no ahorró críticas al Gobierno de Mariano Rajoy -con la ministra de Empleo en funciones, Fátima Báñez, escuchando con gesto serio en primera fila-, al que recriminó haber utilizado de forma «autoritaria» su mayoría absoluta «aplastante» y haber «traicionado» su programa electoral. Esa «traición» del PP, que a los diez días de las elecciones «empezó a hacer lo contrario de lo que prometió», junto con la corrupción, es lo que ha provocado a juicio de Méndez, la desafección de los ciudadanos respecto a la política. En un momento en que las conversaciones para formar Gobierno parecen entrar en vía muerta, gran parte del discurso del aún secretario general de UGT se centró en la política: «La mayoría absoluta ya no existe, viva el diálogo, el pacto y la transacción, pero para el cambio». Y a los partidos, les puso de ejemplo cómo han actuado los sindicatos. «Tienes que defender tus intereses, pero intentando ponerte en el lugar del interlocutor. Ni nosotros ni CC. OO. hemos utilizado cordones sanitarios y nunca hemos considerado apestados a nuestros interlocutores-dijo en referencia a la patronal-. Nunca hubieramos llegado a un acuerdo en pensiones o salarios si hubiéramos descalificado antes de pactar», afirmó Méndez con Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, entre los invitados al Congreso. También José Luis Rodríguez Zapatero y Patxi López, presidente del Congreso de los Diputados, así como Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, y los presidentes de CEOE, Juan Rosell, y Cepyme, Antonio Garamendi, escuchaban a Méndez.

Éste reclamó una vez más la derogación de la reforma laboral (fue una de las declaraciones que más aplausos de los delegados sindicales cosechó) y la reposición de derechos. «A partir de ahí, se podrá negociar un nuevo Estatuto de los Trabajadores», puntualizó. Ya en terreno puramente sindical, el líder de UGT instó a continuar lo que ha sido la estrategia fundamental en los últimos años en UGT y CC. OO.: la unidad de acción de ambos sindicatos. «Es nuestro gran activo», subrayó, «la gran potencia del movimiento sindical es por la unidad de acción y eso explica que en esta etapa de resistencia, los daños a los trabajadores hayan sido menores». Una unidad de la que los candidatos a suceder a Méndez hablan poco, según varios sindicalistas, y que también el secretario general de CC. OO., Ignacio Fernández Toxo, instó a «reforzar».

Méndez volvió a reconocer que «ha habido actitudes reprobables» en UGT y que esos «errores» han sido una de las causas de la pérdida de afiliados. Aunque inmediatamente después resaltó que la caída de la afiliación se debe sobre todo a la crisis, añadiendo que ningún imputado se ha mantenido en el cargo y que tiene confianza en que no ha habido ilegalidades en el caso de los ERE por parte de representantes de UGT. Aún así, admitió que «no se puede fallar en la gestión de los recursos públicos o de las cuotas de los afiliados y que hay que ser muy cuidadosos con las normas».

Méndez no quiso dejar pasar la ocasión para defender la Constitución, lo que algunos interpretaron como una velada advertencia a quienes respaldan a José María Alvarez, secretario general de UGT Catalunya, quien apoya el derecho a decidir -lo que no se tiene que identificar con el derecho a la independencia, según explica este candidato-. «Tenemos una Constitución magnífica que nos protege y cualquier modificación debe hacerse dentro de la Constitución», dijo Méndez. «No es la época de fragmentarnos, de crear muros, es la de la unión y la solidaridad», aseguró y llamó a defender las pensiones y buscar cómo mejorar la financiación «pero dentro de la Constitución».

«Voy a reivindicar mi derecho al aburrimiento»

Tras casi 22 años al frente de UGT, con siete elecciones como secretario general, Cándido Méndez se retira de la primera línea sindical. «Puedo estar cerca y lejos del sindicato, pero sobre todo voy a reivindicar mi derecho al aburrimiento», dijo en la inauguración del 42 Congreso Confederal donde, el próximo viernes, 601 delegados elegirán a su sucesor.

«Estoy aquí porque me lo propuso mi compañero y amigo Nicolás Redondo», recordó. Quienes le conocen aseguran que Cándido Méndez se apartará del día a día del sindicato para recuperar su parcela privada. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cándido Méndez se despide de la UGT llamando a la unidad de acción con CC. OO.