Roca se desmarca de Mas y respalda la vía del diálogo de Duran i Lleida

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El histórico dirigente de CDC rompe la unidad del partido del presidente catalán y afirma que sin entendimiento y acuerdo no hay futuro

16 sep 2015 . Actualizado a las 13:11 h.

Tras el arranque fulgurante de campaña con la multitudinaria Diada independentista, las cosas transcurrían plácidamente para Artur Mas, que incluso advertía contra el exceso de confianza. Ayer, sin embargo, recibió el primer golpe serio. Y le llegó desde donde más duele: su propia casa. El histórico dirigente de CDC y padre de la Constitución Miquel Roca, no solo se desmarcó de las tesis secesionistas del presidente catalán, sino que respaldó la vía del diálogo de Unió Democrática, el partido de Duran i Lleida, que ha roto con sus exsocios en CiU por su deriva independentista. El desencuentro de Roca con Mas era conocido desde hace tiempo, pero ayer estalló en plena campaña.

En un foro organizado por la Societat Econòmica Barcelonesa d?Amics del País, Roca elogió al candidato de Unió, Ramon Espadaler y aseguró que comparte el diagnóstico y también las soluciones que plantea Unió. «Sin capacidad de diálogo, de entendimiento y de acuerdo no hay futuro en ninguna parte»», señaló el ex secretario general de CDC, que dijo tener «confianza e ilusión» en que Unió obtenga un buen resultado, al contrario de lo que predicen las encuestas.

Temor al efecto llamada

Pese a llevar tiempo apartado de la primera línea política, y a la polémica suscitada en las filas nacionalistas por su labor como abogado de la infanta Cristina en el caso Nóos, Roca sigue siendo un referente para un amplio sector de CDC que no comparte la opción de caminar hacia la independencia al margen de las leyes y la Constitución española, y tampoco la alianza con ERC.