Gobierno y oposición acusan a Pablo Iglesias de no respetar la democracia

Le reprochan que niegue legitimidad al Parlamento surgido de las urnas

Pablo Iglesias durante el «Otro Estado de la Nación».
Pablo Iglesias durante el «Otro Estado de la Nación».

Madrid / La Voz

«El principal partido de la oposición ahora somos nosotros». «La oposición real a su Gobierno no está en el Congreso». «España se merece un debate entre usted [Rajoy] y yo». «El debate [del estado de la nación] debía contar con la fuerza que más opciones tiene de ganar las elecciones». «Hacía falta que la oposición respondiera al Gobierno, por eso estamos aquí». Las últimas declaraciones de Pablo Iglesias, en las que restó cualquier legitimidad al debate sobre el estado de la nación celebrado en el Congreso y a los partidos que conforman la oposición, por considerar que es él quien la lidera, hicieron reaccionar al Gobierno y los partidos con representación en el Congreso, que ayer cargaron de forma unánime contra el líder de Podemos.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, señaló que falta mucho tiempo para las elecciones y que el debate se celebró con quien está representado en la Cámara. Afirmó además que los políticos tienen que estar en el lugar en el que los ciudadanos «les han colocado» y recordó que mientras Iglesias interpretaba su particular debate de la nación en un mitin, en el Parlamento Europeo, donde ocupa un escaño, había un debate. «Creo que no fue», concluyó.

Pero también la portavoz de Exteriores del PSOE, Trinidad Jiménez, advirtió al líder de Podemos de que para erigirse en líder de la oposición, «hay que conseguirlo en las urnas». Y, al igual que la vicepresidenta, Jiménez acusó a Iglesias de absentista laboral por faltar al pleno del Parlamento Europeo, en donde los grupos pidieron la liberación del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y el cese de la represión en el país latinoamericano. Recordó además a Iglesias que «hay tiempo para todo» y le recomendó que no tenga «tanta prisa».

Un poco de «humildad»

El diputado por Madrid y presidente de la gestora del PSM, Rafael Simancas, pidió a los representes de Podemos que sean «un poquito más humildes» y que tengan «un poquito más de respeto a la institucionalidad democrática de nuestro país». «La representación de los ciudadanos se elige en las urnas, y al señor Iglesias hasta ahora solo se le ha elegido como diputado del Parlamento Europeo», afirmó.

Gaspar Llamazares, de Izquierda Unida, consideró que a Iglesias, y también a Rajoy, les «falta modestia y sobra prepotencia». «Me parece perfectamente legítimo que haga una intervención pública desde donde tiene plataforma, que es fuera del Congreso, pero yo le quiero recordar que él está en el Parlamento Europeo y me imagino que sus iniciativas tienen que ver con la realidad», señaló Llamazares sobre el dirigente de Podemos.

Por su parte, el portavoz adjunto de UPyD en el Congreso, Carlos Martínez Gorriarán, ironizó sobre lo «novedoso» del mensaje de Pablo Iglesias: «El debate soy yo». Un lema que equiparó al de «la calle soy yo», que atribuyó a Manuel Fraga. Pero también Albert Rivera, el líder de Ciudadanos, otro partido emergente y que al igual que Podemos carece de representación parlamentaria en el Congreso, acusó a Iglesias de falta de humildad. «No sé si decir que eres el líder de la oposición sin que te hayan votado es muy humilde. Hay que ser humilde porque en las encuestas subes y bajas, y en la vida hay que ser humilde», señaló Rivera, que advirtió al europarlamentario de que, aunque no le guste lo que hace el Gobierno o el PSOE, eso no le autoriza a despreciar a quienes votaron al PP o a los socialistas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

Gobierno y oposición acusan a Pablo Iglesias de no respetar la democracia