Podemos arropa a Monedero pese a admitir que pagó de menos al fisco

El número tres de la formación realizó una declaración complementaria el 29 de enero y abonó 200.000 euros para evitar una acusación de fraude


Madrid / La Voz

«Montoro, no te tengo miedo, tengo mis cuentas muy en regla». El mismo día que lanzó esta proclama en un mitin celebrado en Leganés (Madrid), el pasado 29 de enero, el número tres de Podemos, Juan Carlos Monedero, presentó una declaración complementaria del IRPF en Hacienda, correspondiente al ejercicio del 2013, para pagar 200.000 euros de impuestos por los 425.000 euros que ingresó en pago a unos supuestos trabajos de asesoría para los Gobiernos de Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, rectificando así la que hizo a través del impuesto de sociedades.

Monedero, secretario de Proceso Constituyente y Programa en Podemos, cobró esas cantidades a través de la empresa Caja de Resistencia Motiva 2 Producciones S. L, sin ningún trabajador en nómina y creada por él mismo con posterioridad a la realización de esos informes, supuestamente realizados en el 2010. Un modelo tributario que redujo considerablemente su factura fiscal, ya que solo abonó 70.000 euros, pero que ahora él mismo reconoce que no fue correcto.

A pesar de ello, y de que Monedero sigue sin dar ninguna explicación pública y sin presentar pruebas de la existencia de esos informes y de sus facturas, la dirección de Podemos lo respaldó ayer y salió en su defensa. En un comunicado, la formación asegura que Monedero «optó por elegir la opción que fuera más favorable para la Hacienda pública y hacer una declaración complementaria voluntaria sin que existiera ninguna notificación de Hacienda». Sin embargo, en otro párrafo asegura que «la notificación no ha seguido los cauces ordinarios, sino que al hacerse a través de agentes de aduanas se ha buscado una sobreactuación con fines claramente intimidatorios».

Fuentes de Podemos explican que de los 200.000 euros abonados, 170.000 corresponderían a la cuota por el IRPF y los otros 30.000 al recargo por el retraso en el ingreso. Según esa tesis, Hacienda debería devolverle los 70.000 euros que abonó a través una sociedad. Podemos afirma que «la existencia de una declaración complementaria voluntaria implica por ley que no existe fraude fiscal».

El partido insiste en que su número tres «ha cumplido sobradamente con todas sus obligaciones con Hacienda» y acusa al Gobierno de haber «filtrado informaciones a medios de comunicación con el único objetivo de sembrar dudas y sospechas sobre los dirigentes de Podemos».

Pero estas explicaciones no convencieron ni al Gobierno ni al PSOE, que cargaron duramente contra el cofundador de Podemos, al que pidieron responsabilidades. «Si todos los españoles hicieran lo que hace Monedero, a ver cómo íbamos a pagar los servicios públicos, la sanidad o la educación», reflexionó la vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al ser preguntada al respecto en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

«Es el Bárcenas de Podemos»

Más duro se mostró el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Antonio Hernando, quien afirmó que Monedero podría ser «el Bárcenas de Podemos», en referencia a una supuesta financiación irregular. «Se ha probado que el señor Monedero mintió, defraudó a Hacienda, y ahora lo que tiene que decir es qué ha hecho con ese dinero que no pagó a Hacienda y si ha servido para financiar a su partido o para pagar actos o campañas electorales de Podemos», insistió Hernando. «Ahora entendemos por qué el señor Iglesias defiende tanto al señor Monedero, porque el señor Monedero podría ser el Bárcenas de Podemos», concluyó.

Al margen de sus problemas con Hacienda, Monedero tiene abierta una investigación en la Universidad Complutense para determinar si vulneró las normas de su contrato como profesor al ocultar al centro educativo la realización de trabajos externos sin pedir el permiso preceptivo y sin abonar a la Complutense el porcentaje que le correspondería sobre esos ingresos.

Los inspectores de Hacienda, en contra de los técnicos por defender al político

«Los inspectores han afirmado repetidamente que no ha habido ánimo de ocultación, infracción o sanción alguna». Es lo que repite Podemos para tratar de justificar a su número tres. Pero los inspectores de Hacienda están enfadados por el hecho de que se utilice su nombre en vano. No fueron ellos sino el sindicato de técnicos del ministerio, Gestha, los que dieron a Monedero pie para negar que hubiera hecho nada reprobable, con unas declaraciones que luego matizaron.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Podemos arropa a Monedero pese a admitir que pagó de menos al fisco