Con todo, España está mejor que hace un mes

Manuel Campo Vidal

ESPAÑA

Ha sido un mes de vértigo, tanto, que parece que ha durado un año

29 jun 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

Ha sido un mes de vértigo, tanto, que parece que ha durado un año, hasta el punto que permite hacer balance y responder a la pregunta: ¿estamos mejor o peor que el pasado 25 de mayo?

Recuerden, domingo electoral europeo con serio retroceso del bipartidismo dominante y estreno parlamentario de Podemos. Lunes 26-M con renuncia de Rubalcaba y apertura de relevo en el PSOE, seguido de un lunes, el 2-J, de abdicación del rey Juan Carlos. Conmoción, frenesí parlamentario y protocolario para la coronación inmediata del nuevo rey, Felipe VI, el 19-J. Discurso esperanzador con críticas veladas de los ultracatólicos por no citar a Dios, ni jurar ante un crucifijo. Audiencia inmediata a las Víctimas del Terrorismo y, a los cuatro días, recepción conjunta a las organizaciones humanitarias -Cáritas, Cruz Roja, Banco de Alimentos- más colectivos solidarios -inmigrantes y mujeres maltratadas- y otros hasta ahora más bien marginados, como la Federación Estatal de Lesbianas, Transexuales y Homosexuales, que es lo único que se destacó en los medios. Audiencia esa en el Palacio del Pardo, en el mismo salón en el que sesenta años antes Francisco Franco firmó la Ley de Vagos y Maleantes que mezclaba a homosexuales con proxenetas.

Esta semana, viaje del nuevo rey a Gerona con manifestación de rechazo de la amalgama republicano-independentista y coqueteo de Artur Mas que «no pide audiencia al monarca para no comprometerlo». Pero espera de Felipe VI, sobre todo por su gran conocimiento de la sociedad catalana, que tome alguna iniciativa para abrir una vía de diálogo por más que él no haya llamado a Mariano Rajoy, que aunque lo llamen para la cuestión, suele estar fuera de cobertura.