Madrid / La Voz

La cuenta atrás política en torno a un referendo independentista que tiene ya fecha fijada comienza hoy con la llegada al Congreso del órdago independentista lanzado desde Cataluña. El resultado del debate se conoce de antemano. Rechazo amplio y mayoritario al derecho a decidir que reclama el Parlamento catalán. Si no hay ausencias, los votos contrarios del PP, PSOE, UPyD, Unión del Pueblo Navarro y el Foro Asturias sumarán 302, un 86 % de los diputados. Pero falta conocer si, una vez que la puerta de la consulta autorizada se cierre definitivamente hoy, se abrirá o no otra puerta para la negociación.

Mariano Rajoy está convencido de que el diálogo con Artur Mas es posible. Pero establece los límites de antemano. «Hay que hablar, mañana [por hoy]. Habrá un debate importante, pero quiero recordar que las Cortes, y yo, y todos los medios de comunicación conocimos al mismo tiempo la decisión de fijar una fecha y unas preguntas para un referendo. ¿Tenemos que decir que sí? A eso se llama contrato de adhesión», señaló ayer. Pero se situó ya en el día siguiente al portazo de hoy. «Podemos discutir si el modelo de financiación es mejor o peor», dijo, apuntando a una posible oferta de mejorar de la financiación de Cataluña. Pero insistió en que «estas cosas se resuelven dialogando, no con soluciones unilaterales».

PP

Un debate «clarificador» El líder del PP no hará ninguna oferta concreta, pero insistirá en mostrarse abierto al diálogo, eludiendo en todo momento el tono autoritario e inflexible, dejando claro que no se opone por capricho a un referendo independentista, sino porque la ley le obliga a ello. En ese sentido, aseguró que espera hoy un «debate clarificador», que deje claro que la consulta no cabe en la Constitución. Pero Rajoy no es el único que pretende ir más allá del mero rechazo a la propuesta del Parlamento catalán.

PSOE

No al derecho a decidir, sí a un nuevo encaje. El socialista Alfredo Pérez Rubalcaba responderá con un no igual de rotundo que el de Rajoy a la propuesta de celebrar un referendo. Pero marcará claras distancias con el presidente del Gobierno. La tesis del líder del PSOE será que la consulta no cabe en la Constitución, pero admitiendo a la vez la necesidad de buscar un nuevo encaje de Cataluña en España, que pasaría por la reforma del Estado para llegar a un modelo federal y, antes de eso, por una nueva reforma del Estatuto catalán. Se presentará como el único que plantea una alternativa a lo que ahora parece un callejón sin salida. Rubalcaba quiere zafarse a toda costa de la imagen de un PSOE arrastrado por el Gobierno a la ruptura total con los nacionalistas porque sabe que cualquier posibilidad de gobernar en el futuro pasa por un acuerdo con ellos.

UPyD

«Hispanofobia antidemocrática. El discurso más radicalmente opuesto a la propuesta del Parlamento catalán será sin duda el de la líder de UPyD Rosa Díez, que ayer equiparó el discurso del nacionalismo catalán con el que sostenía el franquismo y el que promulga la ultraderechista Marine Le Pen en Francia, ya que, a su juicio, «quiere hacer extranjero y traidor a quien antes era vecino» y fomenta la «hispanofobia». Anunció por ello su oposición a la propuesta no solo por inconstitucional, sino también por «antidemocrática».

Izquierda Unida

Consulta «legal» y Estado federal. Izquierda Unida defenderá que Cataluña tenga el derecho a una consulta «legal» en la que sus ciudadanos decidan su futuro. Así lo adelantó ayer el coordinador federal de la formación, Cayo Lara, que hoy hará una apuesta por un Estado federal y por «la convivencia de todos los territorios del Estado en torno al Estado español», dejando claro que IU no es en ningún caso «independentista».

BNG

Consulta «legal» y Estado federal. El BNG votará a favor de la cesión a Cataluña de la competencia para celebrar un referendo independentista. Su portavoz nacional, Xavier Vence, afirmó ayer que si el debate en el Congreso finaliza con un «no» para los nacionalistas catalanes, será una «oportunidad perdida». Aseguró que, en ese caso, los partidos «centralistas» serán los responsables de no «encauzar» las reivindicaciones de un pueblo «con derecho a decidir» y abogó por el contrario por un «diálogo a dos partes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Rajoy dará hoy un no rotundo al referendo, pero ofrecerá diálogo