Anticorrupción plantea quitar al juez Castro la instrucción del caso Urdangarin

Pide imputar a Barberá y Camps y que toda la causa pase a la Justicia valenciana

Rita Barberá, alcaldesa y diputada en las Cortes valencianas.
Rita Barberá, alcaldesa y diputada en las Cortes valencianas.

redacción / la voz

De «muy buena jugada procesal» ha sido calificada por fuentes jurídicas la decisión de la Fiscalía Anticorrupción de apoyar la imputación del expresidente de la Comunidad Valenciana Francisco Camps y de la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, en el sumario del caso Nóos, al tiempo que pide que el Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJCV) asuma la totalidad del caso y no solo la parte referida a los dos aforados, como planteaba el instructor en su exposición motivada del pasado 31 de mayo.

La petición de la Fiscalía implica, en la práctica, apartar al juez Castro de la instrucción final del caso Nóos, lo que es lo mismo, el caso Urdangarin, que también afecta de lleno a su esposa, la infanta Cristina, y dejarlo en manos de un tribunal, el valenciano, que si al final no apreciase indicios delictivos suficientes para sentar en el banquillo a los dos aforados de esta comunidad tendría que devolver los casi 50.000 folios de la pieza separada número 25 del macroproceso Palma-Arena a la Justicia balear, con lo que el duque de Palma iría a juicio bastante más desahogado.

El exhaustivo informe de la Fiscalía Anticorrupción hecho público ayer recoge en 135 folios los resultados de la investigación de las ilegalidades detectadas en la adjudicación a dedo al Instituto Nóos de contratos por un importe total de 3,5 millones para la organización de eventos en los años 2004, 2005 y 2006 y para elaborar los proyectos de los Juegos Europeos y los de la Juventud, que no llegaron a celebrarse. Contratos apalabrados con Camps y Barberá en encuentros celebrados en el palacio de la Zarzuela.

Cinco delitos

Los delitos que la instrucción imputa a ambos mandatarios valencianos y que la Fiscalía avala son los de prevaricación, falsedad en documento mercantil, malversación de caudales públicos, fraude a la Administración y tráfico de influencias.

Argumenta la Fiscalía que la pieza número 25 del caso Palma-Arena, más conocida como caso Nóos, no puede ser dividida en dos causas por la conexión entre todos los hechos investigados, ya que uno de los ejes centrales de la indagación judicial han sido el Instituto Nóos y las sociedades vinculadas al mismo, así como los métodos de apropiación de fondos públicos utilizados y su ocultación, «indiferenciada e independientemente de la procedencia territorial de los mentados fondos», lo que «imposibilita la delimitación de la conducta malversadora en función del origen del dinero recibido».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Anticorrupción plantea quitar al juez Castro la instrucción del caso Urdangarin