El Ayuntamiento de Palma hace efectiva la retirada del nombre de los duques de la rambla

agencias

La rambla de Palma recuperó ayer su nombre original, La Rambla, que pierde así apellidos y deja de llamarse Rambla dels Ducs de Palma de Mallorca. El Ayuntamiento palmesano hizo ayer efectiva la retirada de las placas que daban nombre a una calle principal que había sido dedicada al matrimonio formado por la infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarin. Ocurrió a primera hora de la mañana de ayer, con la sustitución de las nueve piezas de mármol blanco que adornaban y señalaban este céntrico paseo.

Bajo la atenta mirada de decenas de curiosos y vecinos, y ante la presencia de un sinfín de cámaras de televisión y fotógrafos de prensa, dos operarios procedieron a desmontar las placas y sustituirlas por otras que ya no homenajean a nadie. Solo atendían el mandato del pleno municipal, que aprobó por unanimidad «recuperar el nombre tradicional de La Rambla de la ciudad sin la referencia a los duques». «Con los acontecimientos de los últimos días hemos podido constatar la indignación de los ciudadanos de Palma, porque se ha manifestado públicamente una conducta [la de Urdangarin] poco ejemplar y una falta de consideración hacia el título y nombre de nuestra ciudad», arguyó el portavoz del consistorio, Julio Martínez. El alcalde, Mateo Isern, comunicó la decisión, por «lealtad institucional», a la Casa Real, que expresó su respeto absoluto hacia la autonomía municipal.

Aunque se han recibido peticiones de placas antigua, no se atenderán: quedarán bajo custodia municipal en el almacén.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Ayuntamiento de Palma hace efectiva la retirada del nombre de los duques de la rambla