No hay soberanismo sin recortes

La reducción del gasto ata más a CiU que la promesa del referendo, porque Cataluña podría ser intervenida si incumple el objetivo de déficit en el 2013


Madrid / La Voz

Caixa o faixa. Esa es la expresión que se utiliza en Cataluña para dejar claro que la apuesta es a todo o nada, sin posibilidad de salidas intermedias. En esencia, eso fue lo que le planteó Artur Mas a Mariano Rajoy en su última visita a la Moncloa: o pacto fiscal o independencia. Dos meses después, el líder de CiU se ve obligado a plantear otro caixa o faixa mucho más complicado a quien quiera ser su socio en Cataluña. O se aceptan y se apoyan los recortes, o el plan soberanista va al congelador. Y ese órdago, en este caso a ERC, le va a resultar a Mas mucho más difícil de ganar. Pese a su discurso en campaña, la catastrófica situación económica de Cataluña ata mucho más a Artur Mas que el plan soberanista. Y por ello se ha apresurado a lanzar la voz de alarma antes de negociar un acuerdo de Gobierno.

¿Tiene margen Artur Mas para evitar los recortes económicos?

No. Ninguno. Así como el compromiso de convocar un referendo lo podría incumplir, aunque tendría un fuerte coste político para él, los recortes son ineludibles. Mas está obligado a reducir el déficit de Cataluña del 1,5 % en el debería quedar en el 2012, al 0,7 % en el 2013. Con ERC o sin ella, la Generalitat no tiene opción de incumplir ese compromiso. La consecuencia de saltarse ese margen sería la intervención económica de Cataluña, con lo que a CiU no le valdría de nada el pacto con ERC ni con ningún otro partido.

¿Puede decidir el Gobierno catalán el destino de las ayudas que reciba del Estado?

No. Cataluña solicitó un rescate de 5.023 millones de euros del Fondo de Liquidez Autonómico para cumplir el 1,5 % de déficit en el 2012. Hoy cobrará 285,7 millones, con lo que en el mes de noviembre habrá recibido ya 3.288. Ese dinero solo puede destinarse a pagar vencimientos de deuda y reducir el déficit. Solo si el Gobierno comprueba que ha cumplido, Cataluña recibirá los más de 2.000 millones restantes.

¿Necesitará más ayudas Cataluña en el 2013?

Sí. El Gobierno ya tiene preparado un nuevo fondo de liquidez de 23.000 millones de euros para el 2013. Aunque no está decidido, se estima que Cataluña podría pedir unos 6.000 millones de ese nuevo fondo. Y solo los recibirá si presenta un plan creíble para el Gobierno que garantice que el déficit se reducirá al 0,7 %. Si no recibe ese fondo, la Generalitat que, tiene cerrado el acceso a los mercados después de que sus bonos patrióticos hayan caído a nivel de bono basura, no podría hacer frente de manera alguna a sus vencimientos de deuda, incluidos 3.150 millones de euros de los bonos patrióticos.

¿A cuánto ascenderá el recorte de gasto que debe afrontar Cataluña en el 2013?

Pese a las ayudas del Estado, el portavoz de la Generalitat en funciones anunció ayer que los recortes superarán los 4.000 millones de euros. «El equivalente a los del 2011 y el 2012 juntos», dijo, exagerando porque esa suma superaría ampliamente los 5.000 millones.

¿Es compatible cumplir el déficit en el 2013 con la exigencia de ERC de reducir los recortes?

No. Ni siquiera subiendo los impuestos. Por eso CiU exagera las cifras del recorte necesario para guardarse un margen en la negociación con los independentistas y vender como una cesión una reducción del recorte en el año próximo, que se compensaría con más presión fiscal.

¿Cómo afectaría a los mercados un acuerdo ente CiU y ERC?

La agencia de calificación Fitch aseguró ayer que Cataluña necesitará más ayudas en el 2013. Y añade que los partidos independentistas obtuvieron una mayoría en las elecciones, lo que, a su juicio, podría complicar las relaciones con el Gobierno para encontrar liquidez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

No hay soberanismo sin recortes