Chacón perfila su candidatura a la secretaría general del PSOE

La ministra de Defensa baraja presentar sus aspiraciones ante el comité federal del partido que se celebra este sábado.


Carme Chacón tiene previsto anunciar ante el comité federal del PSOE su candidatura a la secretaría general del partido. La ministra de Defensa en funciones guarda silencio, pero desde distintos sectores se da por seguro que se postulará en la reunión del sábado de este órgano de dirección. Su más que probable adversario, Alfredo Pérez Rubalcaba, también mantiene el mutismo aunque sigue recibiendo apoyos para que sea el líder socialista para los próximos cuatro años.

Chacón ha recibido discretas muestras de apoyo de dirigentes contrarios a que su candidato en las recientes elecciones generales sea el sucesor de José Luis Rodríguez Zapatero al frente del partido. No son nombres de relumbrón en el firmamento socialista, pero tienen en común el rechazo a que el futuro del PSOE se ventile «entre los de siempre» sentados en torno a «una mesa camilla», en palabras de uno de estos socialistas partidarios de la candidatura de Chacón.

Entre los partidarios de la ministra está el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, no tanto por el perfil de la socialista catalana como por su oposición a Rubalcaba. Otros que nunca han escondido sus preferencias por ella son el diputado José Andrés Torres Mora, antaño asesor cercano de Zapatero, el todavía secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, José María Barreda. Cierto es que ninguno ha exteriorizado aún en público su respaldo a Chacón, y no lo han hecho porque están a la espera de que la titular de Defensa dé el paso de postularse.

La dirigente del PSC, según fuentes próximas, sopesa los pros y los contras de la candidatura, pero no olvida que cuando renunció en mayo pasado a disputar en primarias a Rubalcaba la candidatura a presidente del Gobierno avisó que deba «un paso atrás para que el partido dé uno hacia delante» y apostilló que «el futuro se conquista con fuerza, pero también con generosidad». Un mensaje que se interpretó como que aguardaba su oportunidad cuando se abriera la carrera por la secretaría general. Una competencia que empezará este sábado, cuando el comité federal fije la fecha del 38 Congreso del PSOE.

El deseo de que Rubalcaba tenga uno o varios rivales para conquistar el liderazgo está bastante extendido en el PSOE. Hay un alto grado de consenso en que el 35 Congreso en el año 2000, cuando Zapatero se hizo con la secretaría general, fue un revulsivo para los socialistas, hundidos como ahora en una profunda depresión. Se trataría, dicen quienes defienden esa opción, de repetir la experiencia con varios aspirantes en liza.

Primarias

Así lo afirmaron hoy el presidente del partido, Manuel Chaves, quien dijo confiar en que «haya más candidatos»; el secretario general del PSOE de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, el secretario de Política Autonómica de la ejecutiva federal, Gaspar Zarrías, o el exministro y alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch. Este último se mostró muy beligerante con la posibilidad de que «el líder del PSOE lo impongan los excaciques territoriales». Abogó por un «mecanismo lo más abierto y participativo posible» para elegir al nuevo líder del partido y apuntó, incluso, la conveniencia de celebrar elecciones primarias en las que votarían todos los afiliados, algo similar al modelo empleado por los socialistas franceses para designar candidato a François Hollande. Pero este sistema no está contemplado en los estatutos del PSOE, que establecen que el secretario general es elegido por los delegados en el congreso federal.

Rubalcaba, entretanto, ni se deja ver. Recibe respaldos, pero son muy medidos porque el destinatario no ha mostrado aun sus cartas y no vaya a ser que a última hora decida no presentarse y sus corifeos queden desairados. Fernández-Vara dijo que está «legitimado», pero eso no quiere decir que «tenga que ser el único aspirante»; el líder del PSOE de Castilla y León, Óscar López, señaló que el exvicepresidente cuenta con «el cariño, el apoyo y el respeto» de la mayoría de los socialistas; el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, aventuró que presentará su candidato porque es «uno de los que pueden hacer las cosas mejor».

Una discreción que algunos socialistas atribuyen a que confía en que la reunión del comité federal sea una catarsis de apoyo a su candidatura de tal calibre que haga desistir a otros aspirantes.

Pero no parece que vaya a ser ese el caso porque, al menos, la postulación de Chacón parece más que probable y no se puede descartar una tercera vía a la que nadie todavía se atreve a poner cara ni nombre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Chacón perfila su candidatura a la secretaría general del PSOE