Los restos hallados en las ruinas del edificio de Palencia podrían ser los de la mujer desaparecida


efe | palencia

La infanta Elena se unió ayer al dolor de los allegados a las siete personas muertas en la explosión de gas ocurrida el pasado martes en Palencia durante el funeral oficiado en la catedral de la ciudad, situada a muy pocos metros del lugar del suceso y que acogió una multitudinaria despedida a las víctimas.Mientras los familiares y amigos de los fallecidos rezaban, los allegados de los dos residentes del edificio siniestrado cuyo paradero se desconoce aguardaban el desenlace de las labores de desescombro del inmueble número 4 de la calle Gaspar Arroyo para conocer qué ha sido de Eduard, de 24 años, y de Petra, de 88. Restos humanos hallados a primera hora de la tarde entre las ruinas depositadas junto al antiguo estadio de fútbol de La Balastera, situado a las afueras de la ciudad, podrían pertenecer a la anciana desaparecida. A las siete de la tarde, más de sesenta horas después de la explosión y el derrumbe del edificio, los familiares de las personas que perecieron se reunieron en el templo palentino entre incontenibles muestras de dolor para participar en un funeral oficiado por el obispo de Palencia, José Ignacio Munilla. Además de la infanta Elena, la vicepresidenta primera del Gobierno central, María Teresa Fernández de la Vega; el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; el alcalde de Palencia, Heliodoro Gallego, y el presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, se encontraban entre las diferentes autoridades y personalidades que quisieron acompañar a los familiares, amigos y compañeros de las víctimas de la tragedia con su asistencia en el funeral.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los restos hallados en las ruinas del edificio de Palencia podrían ser los de la mujer desaparecida