Rajoy ordena al PP que olvide el 14-M y se ponga «a trabajar»

El dirigente popular advierte de que «a partir de ahora, aquí sólo se hablará del futuro» El Partido Popular envía a Zapatero su propuesta para pactar la reforma educativa


la voz | madrid

«A partir de hoy, aquí sólo se hablará de futuro». Con esta contundente frase Mariano Rajoy quiso abrir ayer una nueva etapa en el Partido Popular. Aprovechó la primera reunión del nuevo curso político de la junta directiva nacional, el máximo órgano del partido entre congresos, para poner fin a un período de oposición marcado por la sorprendente derrota electoral del 14-M.El presidente del PP pidió a los dirigentes de su partido que hagan «cruz y raya con lo que pasó» y se pongan a «trabajar desde ya» en las próximas citas electorales: las autonómicas y municipales del 2007. «Lo que pasó en su día ya ha pasado y no ha sido bueno», dijo, aunque no renegó ni mucho menos de la herencia de los Gobiernos de Aznar, de los que formó parte destacada. Rajoy pretende dar un impulso al mensaje del partido en la convención nacional que se celebrará en febrero del 2006, que servirá para que el partido «se abra a los nuevos retos de la sociedad española». Aunque explicó que el PP tiene una «base electoral de mucha gente, una base programática y una base de gestión» para ganar las próximas elecciones generales ante un Gobierno que tiene «crédito cero», es irrelevante y, añadió, «el peor de la democracia». Aunque el discurso de Rajoy constituye su mayor apuesta por un cambio de estrategia en la labor de oposición del PP, su contenido fue continuista. Además, advirtió de que la convención no sustituirá las decisiones del Congreso del partido ni de ningún órgano de dirección del mismo, ni se realiza para hacer cambios de personas, ni servirá para modificar su programa. También ayer, el presidente del PP remitió a José Luis Rodríguez Zapatero un documento titulado Por un pacto por la Educación , en el que detalla las propuestas del PP para alcanzar un gran acuerdo en materia educativa. En él aboga por un plan que garantice un sistema homogéneo en toda España, que favorezca las necesidades del profesorado y que permita la elección de escuela por las familias. «La mejora de nuestro sistema educativo es un objetivo nacional prioritario. Por ello, reclama un esfuerzo y una actitud de colaboración por parte de todos para acordar unas reformas que (...) se orienten a lograr la educación de calidad que demanda la sociedad española», dice el texto. La ministra de Educación, María Jesús San Segundo, aseguró que el Gobierno estudiará «con todo detalle» la propuesta y hará «todos los esfuerzos para llegar a un acuerdo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Rajoy ordena al PP que olvide el 14-M y se ponga «a trabajar»