Bienvenido, gallo de madera

Madrid, Madrid, Madrid La celebración del Año Nuevo Chino apoya la candidatura de Madrid 2012


?adrid 2012 somos todos. El espíritu olímpico, tan presente en todos los lugares de la ciudad, transformó la tradicional celebración del Año Nuevo Chino en un acto de apoyo a la candidatura olímpica. El acto, promovido por la Asociación de Vecinos La Corrala y la Asociación de Comerciantes chinos, comenzó con el desfile de un dragón y un león gigante por las calles del barrio de Lavapiés, que se vistió para esta ocasión con farolillos rojos y guirnaldas.Aunque los bailarines y artistas trajeron a la ciudad la esencia de esta festividad, con más de 4.000 años de tradición, que tiene lugar entre el 21 de enero y el 20 de febrero dependiendo del calendario lunar, también se pudo seguir el espectáculo en directo. A las 17.00 horas, medianoche en Pekín, una pantalla gigante conectó vía satélite con la capital china para poder brindar al mismo tiempo la llegada del año nuevo. El apoyo a Madrid 2012 se transmitió en una enorme cartel de más de 20 metros en apoyo a la candidatura, en el que los vecinos pudieron firmar durante todo el recorrido. El año 2005 es el año del Gallo de madera Yin. El Gallo es un animal asociado a los artes, la música, los placeres más que a las necesidades. Es también un signo de metal, lo que contrasta con el símbolo de la madera. Así que prepárese para vivir doce meses llenos de tensiones por el choque de estos dos elementos.?racias a Pep Bou , las pompas de jabón han conquistado los escenarios de todo el mundo. El Teatro Español ha sido el último coliseo que ha caído ante el misterio y el magnetismo que desprende el último espectáculo del actor catalán, Diàfan. El actor, que en la segunda muitad de los años setenta formó parte del ejército de mimos y actores de malla de la época, propone en su espectáculo «un paseo por el mundo de las burbujas fuera de toda etiqueta, porque los niños de 40, 30 y 20 años son los que más disfrutan». Dos actores, Pep Bou y Luis Bevi á, participan en este ejercicio, que propone «observar la belleza de las burbujas» y su imprevisible y poético comportamiento, al convertirse en un «espejo esférico» que refleja los colores de la luz, se mueve con las corrientes de aire o deja de ser transparente al llenarse hum o.?l Círculo de Bellas Artes acogió ayer el estreno de La orilla perra del mund o, montaje con el que el dramaturgo José Sanchis Sinisterr a vuelve a dirigir a la compañía Teatro del Común, formada por un grupo de profesores y alumnos de Enseñanza Secundari a. Ignasi Garcí a, guionista y uno de los autores del texto, junto a Cecilia Leó n, directora adjunta, y Sinistiera han sido los encargados de trenzar estos textos hasta configurar una obra de teatralidad cora l. La obra se compone de fragmentos o escenas, más o menos dramáticos, «formando pedazos rotos de innumerables espejos deformantes», según explicó ayer Sinisterra, Premio Nacional de Literatura Dramática. «Las ideas no son nada teatralmente. Nosotros pretendemos mostrar fragmentos de vida zarandeados por circunstancias concretas y luego el espectador tendrá que sacar sus propias conclusiones», señaló el autor, quien no pretende trasmitir ninguna ideología concreta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Bienvenido, gallo de madera