HIZO LO QUE DEBÍA


En una liguilla tan corta como la primera fase del Mundial, cualquier fallo te puede dejar fuera, lo que implica que el temor al fracaso se apodere de los futbolistas. Fue un poco lo que le sucedió a España, que no pudo echar mano de su buen juego por esa presión psicológica de la que hablábamos.Como antes de cada Mundial, las expectativas que se habían creado en torno a la selección de José Antonio Camacho eran grandes. Y eso los futbolistas lo notan. El grupo no era de los peores y estaban obligados a pasar. Con esta intención salieron en los dos partidos e hicieron lo que debían.Nuestro equipo nacional tiene una estructura de juego bien definida y ello permite una línea estable. Por este motivo, aun sin jugar bien, el equipo no decepciona y es, incluso, capaz de grandes resultados. Fue lo que le sucedió ante Eslovenia y Paraguay y es el gran secreto de los hombres de Camacho.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

HIZO LO QUE DEBÍA