REDACCIÓN / LA VOZ

Con el escrutinio al 100 % -a falta del voto emigrante-, algo más de cien mil papeletas emitidas por los gallegos se quedarán sin presencia en el Parlamento al no alcanzar los mínimos exigidos para obtener asiento en O Hórreo.

El principal damnificado de la combinación entre la ley D’Hondt y la barrera legal del 5 % establecida por Fraga es Ciudadanos, que aporta prácticamente la mitad de esos votos que se quedarán fuera del arco parlamentario autonómico. En concreto, la formación liderada por Cristina Losada sumó en Galicia casi 47.800 papeletas, un 3,37 por ciento del total de las emitidas en la comunidad. Con ese dato se quedaron muy lejos del objetivo de conseguir un asiento en el Parlamento. Sus mejores resultados llegaron en las provincias de Pontevedra y Ourense, con un 3,9 % del total, pero muy lejos del mínimo legal, establecido en el cinco por ciento.

Los casi 48 apoyos reunidos por la formación naranja le sirvieron al menos para consolidarse como la quinta fuerza en el ámbito autonómico, muy por delante del resto de las organizaciones que aspiraban a conseguir representación en la cámara legislativa gallega.

El sexto puesto recayó en el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal, que consiguió 14.700 votos (un 1,04 por ciento del total de los emitidos) y adelantó por unas décimas a los que se decantaron por la opción del voto en blanco, bien por su falta de sintonía con las opciones que se presentaban a los comicios o por expresar su rechazo a la situación política actual. En la opción de depositar un sobre sin papeleta alguna dentro de las urnas se situaron un total de 13.873 gallegos, casi el uno por ciento del total de los que acudieron a votar en toda la Comunidad en la jornada del 25S. Esa cifra supone un incremento de casi seis personas con respecto a los comicios del 2012 y consolida la tendencia al crecimiento de esta formación, que ya tiene implantación en toda España

Muy cerca de su objetivo de conseguir un acta en O Hórreo se quedó la única formación de ámbito municipalista presente entre las marcas electorales: Democracia Ourensana. Fue la cuarta fuerza en esa circunscripción, con 7.675 apoyos, un 4,31 por ciento, a unos pocos cientos de alcanzar la barrera del cinco por ciento exigido para poder entrar en el Parlamento.

Además del PSdeG y el BNG, otra formación que fue incapaz de retener sus apoyos de anteriores citas fue Compromiso por Galicia, la opción más centrista de todas las escindidas del Bloque. La organización liderada por Xoán Carlos Bascuas sufrió numerosas bajas tras fracasar la opción de un sector del partido de sumarse a En Marea. Por el camino se quedaron más de cuatro mil votos, hasta ver reducido su caudal de electores a algo menos de cuatro mil, un 0,28 por ciento.

Los díscolos de Podemos

Tampoco han conseguido trasladar a las urnas su voto de protesta los apoyos de Gañemos, una organización formada por simpatizantes de Podemos disconformes con la integración de su partido en el universo de En Marea. Pese a los llamamientos de algunos círculos locales para apostar por este partido, reunieron apenas 2.450 papeletas, un 0,17 por ciento del total.

En el listado de partidos sin representación se quedaron también el Partido Acción y Justicia (2.425 papeletas), Recortes Cero Grupo Verde (2.202), Cidadáns Centrum (1.593), Partido Comunista de los Pueblos de España (1.593) y Escanos en Branco (1.346). Por debajo de mil votos se quedaron el resto de partidos, como Acción Democrática de Cidadáns de Galicia, Solidaridad y Autogestión Internacionalista, Vía Nova o el Partido Liberal, colista de estas elecciones, con apenas 205 votos, un 0,01 por ciento del total de los votos emitidos en Galicia.

La última de las opciones disponibles para los electores que se acercaron hasta las urnas, la del voto nulo, también decreció de forma exponencial con respecto a las anteriores autonómicas. Así, fueron 14.411 los que depositaron papeletas incorrectas -con diferentes tipos de irregularidades-, lo que supone el 1,01 por ciento del total y un tercio menos de las registradas en las elecciones gallegas celebradas en el año 2012.

El CERA registró casi 18.000 solicitudes y el escrutinio final se hará el 3 de octubre

Pendiente queda todavía para cerrar el escrutinio de las elecciones gallegas del 25S las papeletas procedentes del censo de españoles residentes ausentes (CERA), que a fecha de ayer, según los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística, eran 17.871 las solicitudes admitidas. Ello no quiere decir que esas peticiones se conviertan en votos efectivos, ya que tras rogar el derecho es necesario completar el proceso. Así, por ejemplo, en las elecciones generales del pasado 26 de junio se registraron algo más de 24.000 demandas de papeletas, aunque finalmente solo se emitieron 14.000 votos.

Por provincias, A Coruña es la que más peticionarios residentes en el extranjero acumula, con 6.200, seguida de Pontevedra (5.115), Ourense (3.717) y Lugo (2.849).

El escrutinio definitivo de todas las papeletas que se emitan se realizará ante las respectivas juntas electorales provinciales el próximo 3 de octubre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Elecciones gallegas: Cien mil papeletas se quedan sin escaño