El partido admite que no existe la emigrante que firma la carta de su «mailing»

En la misiva, Esperanza, de 30 años e investigadora de Biología Molecular, se dirige a sus padres, votantes socialistas


Madrid / Colpisa

Podemos quiere pescar tantos votos socialistas como sea posible y arriesga para conseguirlo. Uno de los cebos que utiliza en esta campaña es una carta dirigida a los electores y que remite una joven ficticia de nombre Esperanza que se ha visto obligada a emigrar a Londres. En la misiva, Esperanza, de 30 años e investigadora en Biología Molecular, se dirige a sus padres, votantes socialistas que participaron en «aquella ola del cambio» de 1982, el de la aplastante victoria de Felipe González en las generales. «No os voy a pedir que cambiéis de partido a estas alturas de vuestra vida [bastante habéis hecho ya aprendiendo a usar Skype y Facebook], pero sí quiero deciros que, gracias a lo que me habéis enseñado, yo voy a votar a Unidos Podemos», dice la joven a sus progenitores.

La jefa de gabinete de Podemos, Irene Montero, reconoció que la firmante de la misiva es un personaje imaginario, pero que podría ser real, y que el objetivo era denunciar la situación que viven muchos jóvenes obligados a emigrar para desarrollar su talento. Con la carta, la candidatura liderada por Pablo Iglesias contrapone el voto joven que se inclina de forma mayoritaria por Podemos y el de las personas de más 55 años, donde PP y PSOE siguen manteniendo su granero de votos. Precisamente, uno de los objetivos declarado de Unidos Podemos es captar más apoyos entre los mayores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El partido admite que no existe la emigrante que firma la carta de su «mailing»