Pactos rotos para elegir senadores

PP y PSdeG dinamitan el consenso entre ambos para votar a sus representantes en la Cámara alta, mientras las cuitas internas dividen el grupo socialista en dos bloques


santiago / la voz

Los dos grupos mayoritarios del Parlamento gallego, el PP y el PSdeG, escenificaron el miércoles la ruptura del acuerdo que mantuvieron durante décadas para votar conjuntamente a los tres senadores por designación autonómica que le corresponden a Galicia. Y esta quiebra tiene cierta trascendencia, porque de aplicarse con carácter retroactivo, el expresidente de la Xunta Manuel Fraga no podría haber sido elegido representante en la Cámara alta en marzo del 2008, cuando el PP provocó un voto nulo masivo para reivindicar dos plazas en el Senado y el fundador del PP tuvo que agradecerle su elección al PSdeG y al Bloque.

Esta vez no se ha llegado tan lejos. Pero hace varias semanas que el Grupo Popular trasladó al Socialista su petición de que esta vez cada formación se las compusiera por su cuenta para votar a sus propios senadores. Claro que entonces estaba sobre la mesa la posibilidad que el líder del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, imputado por cuatro delitos en el marco del caso Garañón, fuera uno de los promovidos para el puesto, una opción que, a priori, causaba bastante incordios en las filas populares.

Al final, la renuncia de Besteiro al Senado provocó que el PSdeG lo sustituyera por el exdiputado arousano Modesto Pose, un perfil mucho más inocuo políticamente, pero el pacto a dos bandas ya se había quebrado y no hubo tiempo material de recomponerlo. Y esto provocó que Pose Mesura fuera uno de los senadores no electos con menos respaldo de la historia de la autonomía. Recibió solo 12 votos a favor de los 69 posibles que había en la Cámara, pues a la abstención que le brindaron los populares hay que sumar el voto en blanco de otros 20 diputados, entre los que se contabilizaban los de AGE, BNG y Grupo Mixto, pero también cinco diputados socialistas -seis según fuentes del PP- que conforman la oposición interna a Besteiro.

Algo parecido, aunque a menor escala, también le ocurrió a los senadores propuestos por el PP. Los dos fueron elegidos por 38 votos a favor, cuando había 39 diputados del PP presentes en el hemiciclo, lo que supone que al menos uno votó en blanco para expresar su desacuerdo.

La oposición «pachista» a Besteiro le pasa factura con Modesto Pose

La votación de senadores autonómicos se hace mediante el voto secreto y en urna, lo que hace imposible saber -salvo que lo manifiesten- el sentido del voto cada diputado. Y solo opción de voto a favor, en blanco, nulo o abstención, pero no del voto en contra. Por tanto, la elección se presta para los ajustes de cuentas internos, como saltó a la vista en el PSdeG, donde la oposición interna a Besteiro intentó minarlo no apoyando a su propuesta para el Senado, Modesto Pose. Los que estaban en contra eran Carmen Gallego, Marisol Soneira y los diputados de Ourense afines a Pachi Vázquez, lo que no quiere decir que votaran finalmente en este sentido. En el caso del PP, el voto en blanco se le atribuye a un diputado ourensano afín a Baltar y enemistado con Jiménez Morán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Pactos rotos para elegir senadores