Duro castigo al PP, aunque salva los muebles

Gana con rotundidad, pero estará obligado a pactar con Ciudadanos si quiere gobernar; el PSOE se hunde y se queda sin opción de gobierno, y Rivera es clave para articular una mayoría

El barómetro político El barómetro político

Madrid / La Voz

El PP gana por una diferencia clara, pero insuficiente para gobernar en solitario; el PSOE se hunde y queda casi sin opción de gobierno; Ciudadanos sigue en subida libre, es clave y socava feudos tradicionales del bipartidismo; Podemos irrumpe con fuerza, pero se descuelga del grupo de cabeza. Ese es el resumen de la macroencuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que dibuja un complicado escenario para formar mayoría. Pese a todo, ese paisaje puede cambiar, ya que hasta un 41,6?% de los que tienen ya decidido que van a votar o lo ven probable (86,9 %), no saben aún qué opción escoger. Lo que es seguro es que el próximo jefe del Ejecutivo gobernará con el menor número de escaños para su partido en toda la democracia, ya que el PP tendría un máximo de 128. Paradójicamente, la diferencia entre el partido más votado (PP) y el segundo (PSOE), es de casi ocho puntos, la mayor de todas las elecciones generales celebradas desde 1989, con la única excepción de la mayoría absoluta de Aznar en el año 2000.

Fuerte castigo al PP

Rajoy, obligado a pactar con Rivera. Con los datos que ofrece el sondeo, la opción de Gobierno más probable, y de hecho casi la única, es la de un pacto entre PP y Ciudadanos. Ese acuerdo no solo alcanzaría la mayoría absoluta necesaria (176 escaños), sino que podría superar los 186 diputados con los que gobierna ahora el PP, llegando en el mejor de los casos hasta los 194. El problema para Rajoy es que el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ya ha dicho que no apoyará un Gobierno presidido por el líder del PP, lo que podría implicar que el partido naranja exija a los populares un candidato alternativo para la investidura.

Ciudadanos, sin techo

Rivera es clave, pero menos. El excelente resultado de Ciudadanos convierte en real la expectativa de que termine superando al PSOE, en especial si se tiene en cuenta que un 9,1 % de quienes piensan votar dudan entre apoyar a los socialistas o al partido naranja. Su crecimiento es homogéneo, y lograría escaño en 39 de las 52 circunscripciones. Pero esas buenas expectativas se ven matizadas por el hecho de que, al contrario de lo que esperaba Rivera, no podrá elegir entre pactar con el PP o el PSOE, dado que con los socialistas no alcanzaría ni de lejos la mayoría necesaria. Ello limita mucho la influencia de Rivera y sus opciones de ser presidente, incluso en el caso de que terminara por superar a los socialistas en escaños.

Hundimiento socialista

La sombra de Díaz planea sobre Sánchez. El sondeo es demoledor para Pedro Sánchez, que no solo empeora el resultado de Rubalcaba, que era el peor de la historia socialista, sino que compromete el futuro del PSOE como principal referencia de la izquierda. En Madrid, los socialistas pasan a ser la cuarta fuerza. Sánchez queda casi sin opción de gobernar, dado que solo con un estrambótico acuerdo a tres entre PSOE, Ciudadanos y Podemos alcanzaría la mayoría absoluta. El problema añadido para Sánchez es que el PSOE solo resiste dignamente en Andalucía, con lo que la opción de que Susana Díaz le arrebate el liderazgo del partido es una amenaza más que real.

Podemos, sin opciones

Mejor donde concurre sin su nombre. Podemos queda lejos de toda expectativa de entrar en una coalición de Gobierno. No suma con el PSOE y el resto de fuerzas de izquierda (IU se hunde y queda con tres escaños) y se antoja imposible una alianza que integre a Ciudadanos. Aunque el partido de Pablo Iglesias logra 23 diputados, sumando los que obtendrían las coaliciones de las que forma parte en Galicia, Cataluña y Valencia alcanzaría los 45. Un resultado excelente en sus primeras elecciones generales, pero decepcionante para una formación que sostiene que sale a ganar y aspira a gobernar. Al igual que ocurrió en las municipales, el partido de Iglesias obtiene sus mejores resultados allí donde no concurre con su nombre, hasta el punto de que sus aliados catalanes, valencianos y gallegos suman entre ellos tantos escaños como Podemos en el resto de España.

CDC paga el soberanismo

Pierde siete escaños. CDC paga su deriva independentista y pierde siete escaños sobre los que tenía CiU, mientras ERC pasa de tres a siete.

Ciudadanos y PSOE son una opción para muchos indecisos

¿Entre qué partidos dudan los que dudan? Según el CIS, el mayor porcentaje de indecisos (11?%) vacilan entre PP y Ciudadanos. Les siguen los que dudan entre Ciudadanos y PSOE (9,1 %), entre PP y PSOE (9 %), entre Podemos y PSOE (7,7 %) y entre Podemos y Ciudadanos (6,6 %). El resto de porcentajes de duda son ya mínimos. Eso indica que Ciudadanos y PSOE son los que tienen más potencial para mejorar si cautivan a indecisos en la campaña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Duro castigo al PP, aunque salva los muebles