Un Parlamento regional atomizado

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ELECCIONES 2016

Rudi tendrá que pactar con al menos otras dos fuerzas para lograr gobernar en una comunidad que constituye una de las grandes apuestas de Podemos

19 may 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

En Aragón, al contrario que en otras comunidades, no les va a coger por sorpresa el hecho de que tras las elecciones del próximo domingo sean necesarios pactos para gobernar. De hecho, nunca nadie ha obtenido una mayoría absoluta en Aragón. Y los ejecutivos se han formado siempre entre varios partidos. PSOE, PP y PAR se han repartido los gobiernos en las sucesivas legislaturas en función de distintos pactos políticos entre ellos.

Parlamento fragmentado

Al menos tres socios. Pese a esa tradición de pactos políticos, la compleja composición del Parlamento regional que auguran los sondeos, con hasta siete partidos con representación, indican que la formación de un Gobierno estable en Aragón no será fácil. No es ya que ninguna fuerza vaya a alcanzar la mayoría absoluta, sino que probablemente sean necesarios más de dos partidos para formar un Ejecutivo estable. La única suma entre dos fuerzas que daría una suma por encima de los 34 escaños que fijan la mayoría absoluta sería la del PP y el PSOE, que ambos partidos han descartado.

Difícil para la izquierda

Bloque multipartito. La popular Luisa Fernanda Rudi, que ganaría las elecciones con 23-24 escaños, según el sondeo del CIS, tendría que lograr la parte más alta de esa horquilla y sumar además los 8-9 de Ciudadanos y los cuatro del PAR. El socialista Javier Lambán lo tiene mucho más difícil. A los 17 escaños que le atribuye el CIS debería sumar los 9 de Podemos, los tres de IU, los dos de Chunta Aragonesista (CHA) y todavía le quedaría añadir los 8-9 de Ciudadanos.