La debacle de Galicia en Común certifica el fin de las mareas

Mario Beramendi Álvarez
mario beramendi SANTIAGO / LA VOZ

ELECCIONES 2020

Cedido

Gómez-Reino: «Estes resultados son un fracaso para o noso espazo político»

13 jul 2020 . Actualizado a las 14:12 h.

Quizá no existan muchos ejemplos de cómo puede evaporarse un proyecto político en un período tan corto de tiempo. La llamada marea, un movimiento nacido en el ámbito municipal y que canalizó el malestar social que generó la anterior crisis, llegó a ser segunda fuerza en las autonómicas de hace cuatro años, con 14 diputados y más de 270.000 votos. Como si de un balón pinchado se tratase, la candidatura de Galicia en Común, heredera directa de aquel proyecto y formada por Podemos, Esquerda Unida y Anova y apoyada por las mareas locales, apenas ha logrado 50.000 votos y ningún diputado, lo que supone su desaparición del Parlamento gallego.

Un batacazo que ni siquiera ha sido capaz de predecir las encuestas. Visiblemente cariacontecido, rodeado del resto de cabezas de lista, el candidato Antón Gómez-Reino, líder de Podemos en Galicia, hombre de Pablo Iglesias en la comunidad y todavía diputado en el Congreso, comparecía pasadas las diez para tratar de explicar la debacle.

Asumido «en primeira persoa»

«Estes resultados son un fracaso para o noso espazo político», admitió el candidato, muy parco en palabras, que anunció la apertura de un proceso de reflexión profunda para analizar un varapalo electoral que, dijo, asume en «primeira persoa». Preguntado sobre qué pasos dará, Gómez-Reino abogó por hacer una reflexión serena que su lleve tiempo para analizar las causas que se esconden detrás de un resultado «inesperado».