Anova culpa a En Marea de la debacle en los concellos

Beiras se niega a explicar el tuit en el que habla de Compostela como un «depósito de restos humáns en descomposición»


Santiago

El portavoz nacional de Anova, Antón Sánchez, preside este sábado una reunión de la formación nacionalista en la que se analizan unos resultados de las municipales calificados como «negativos», sin demasiados paliativos. Según trasladó a los medios el diputado coruñés en un receso, las causas son «complexas e variadas», con elementos clave como la «crise do espazo de ruptura» que provocó un desgaste en las mareas municipalistas que, además, generó desafección en las bases. Para Sánchez, los resultados hubiesen sido otros si En Marea no se hubiese enredado en «debates estériles», aunque hubo otros factores externos, como la «recomposición do réxime» con el objetivo de recuperar un modelo como el anterior al 15M del 2012; o las elecciones generales de abril, con una ola que favoreció al PSOE. Sánchez considera que hubo errores en clave local que debe analizar cada formación, pero también denuncia un «asedio» político y mediático contra estas fuerzas.   

Con todo, Sánchez cree que ocuparán «espazos significativos» en los que también habrá que hacer autocrítica «calmada, porque hai futuro». Esa reflexión por parte de Anova se hará en un debate político profundo con un aire «refundacional» y cuya fecha se decidirá a lo largo de la jornada, que continuaba en un hotel a las afueras de Santiago. Lo que no quiere el grupo político es que este debate se dé condicionado por calendario electoral. El portavoz admitió que tras las citas de abril y mayo el «espazo cambia», en referencia a En Marea, y que es necesaria una reconstrucción. En lo que respecta al grupo parlamentario de En Marea, Sánchez confirmó que tiene pendiente reuniones y que, en cualquier caso, no puede ser ajeno al proceso de reflexión. «Haberá reunións, claro, e alí falaremos», concluyó. 

El tuit de Beiras

A preguntas de los medios, Antón Sánchez aseguró que su trabajo «non é interpretar os chíos de Beiras», en referencia al mensaje que lanzó en una red social diciendo que Santiago era desde el domingo «un depósito de restos humáns en descomposición», aunque sí se aventuró a comentar que en ningún momento su intención fue faltar el respeto a la ciudadanía de Santiago «como aclarou nun tuit posterior, no que fala dos que traballan para os poderes que quixeron acabar coas mareas». 

Tras estas declaraciones, los periodistas preguntaron por esta circunstancia al propio Xosé Manuel Beiras, que se encontraba en el exterior del hotel donde se celebra la reunión, pero este declinó ofrecer cualquier tipo de disculpa o interpretación alternativa a la que hicieron decenas de personas que opinaron en las redes sociales, cuestionando su respeto a los resultados democráticos. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Anova culpa a En Marea de la debacle en los concellos