No es mejor privado que público

Cifras que desmienten algunos mitos

l. p.
redacción / la voz

Los colegios privados suben más la nota que los públicos en bachillerato. Falso. Los institutos tienen mejores resultados en selectividad. Falso. Los centros de barrios privilegiados tienen siempre mejores calificaciones. Falso. Las cifras echan por tierra muchas creencias.

subir nota

Todos muy parecidos. Es uno de los mitos más habituales: los colegios privados inflan las notas de sus alumnos en bachillerato, y es en la selectividad donde se corrige. Falso. En general, la mayor parte de los centros no inflan las notas, pero dicho eso, en cuatro ciudades el centro que más ajusta las calificaciones (en la media de los tres últimos cursos) es privado: Santiago (La Salle ), A Coruña (Compañía), Pontevedra (Sagrado Corazón) y Vigo (Rosalía de Castro). En las otras tres urbes, es público: Ourense (Blanco Amor), Lugo (Leiras Pulpeiro) y Ferrol (Saturnino Montojo).

Todos bajan. No es un mito, es una realidad. De los 270 centros estudiados, en ninguno los alumnos mejoran la nota en selectividad. Se comparan las medias de 20 asignaturas de dos años con cinco exámenes impuestos y realizados en un solo día; es una comparación forzada, pero igual para todos.

Los privados solo envían a buenos alumnos. Para afirmar esto habría que saber cuántos alumnos hay matriculados en bachiller y cuántos van a selectividad. También, cuantos dejan el colegio privado tras la secundaria por culpa de las notas. Pero en función del volumen de alumnos, hay muchos privados en la parte alta de la tabla y que envían más de 50 estudiantes cada año a la prueba. Es imposible que solo vayan alumnos brillantes. Además, muchos institutos se nutren de alumnado que estudió la secundaria en privados que no tienen bachillerato, como por ejemplo en Ferrol, donde hay seis colegios concertados y solo uno lo tiene.

ricos y pobres

Los caros, mejor. Es cierto que Peleteiro es un colegio privado y está en el número uno en Galicia. Pero casi podría decirse que es la excepción. En el resto de las ciudades los colegios privados desde infantil no están de número uno, ni siquiera entre los tres primeros puestos (según la media de tres años).

Las zonas «ricas» son líderes. Sí se puede decir al revés: los barrios más deprimidos no lideran la lista de selectividad, pero decir que las zonas más acomodados encabezan los listados es un exceso. El caso de A Coruña es sintomático. Aunque no hay una vinculación entre entorno sociocultural y colegio (ni siquiera en los cien por cien privados) sí se puede establecer cierta «etiqueta» tradicional a cada área. Según esto, y a partir de la nota media de los tres últimos cursos, la ciudad quedaría así: Compañía y Jesuitas (concertados e históricamente de clase acomodada); IES Monelos (público en barrio de clase media trabajadora); Escolapios (concertado en zona media y trabajadora, Los Rosales); Eirís, 100 % privado; Salesianos (concertado en Monte Alto, de clase media trabajadora); IES Puga Ramón (público en barrio de clase trabajadora, la Estación); Obradoiro (privado desde infantil); Santo Domingo (concertado de clase media, en la Ciudad Vieja); Fogar de Santa Margarida (concertado, de clase media y trabajadora, Riazor).

Las ciudades superan a los pueblos. Hay una razón demográfica que explica por qué en un listado de centros por nota de selectividad están mejor situados los de las ciudades que los de las villas: hay más colegios y más niños. Pero con las medias de los tres últimos exámenes, en el top ten de Galicia aparecen, en tercer y octavo lugar, dos institutos de localidad mediana: el N.º 1 de O Carballiño y el IES Vilar Ponte de Viveiro. En la parte alta de la tabla también están centros de Ribadeo, Culleredo o Carballo, entre otros.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
23 votos
Tags
Comentarios

No es mejor privado que público