Un juez condena a la Universidade de Vigo por «desviación de poder»

El Consello de Goberno quitó un galardón al investigador ourensano que lo había obtenido


ourense / la voz

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Ourense ha anulado el acuerdo del consejo de gobierno de la Universidade de Vigo del 29 de mayo del 2012 por el que se le retiró el premio extraordinario de doctorado a Gonzalo Astray Dopazo. El juez admitió el recurso del ourensano y justificó la nulidad del acuerdo por ilegal y por considerar que hubo desviación de poder por parte de dicho consello. La comisión encargada de evaluar a los aspirantes al premio propuso a Astray porque concurren en él todos los requisitos exigidos.

Arbitrariedad

La Universidad se lo había comunicado, pero en el consejo de gobierno el rector, Salustiano Mato, lo apartó. La institución académica justificó su medida en un informe negativo de una comisión de la propia Universidad que indagó unos hechos anteriores en el tiempo a la convocatoria del premio, «constitutivos de mala práctica investigadora», aludiendo a un caso pasado de supuesto plagio. Tal motivo, según el juez, es «arbitrario y constitutivo de desviación de poder», ya que el consejo condenó a Astray por unos hechos anteriores y ajenos a la tesis doctoral evaluada para el premio, que cumplía los requisitos objetivos. Dicha tesis se titula Desarrollo de modelos de predicción para la determinación de propiedades químicas de polímeros.

Ostracismo

El juez sentencia que hubiera sido distinto si en su momento se concluyera que hubo plagio. Pero como aquel caso ya había sido evaluado por una comisión investigadora en cuyo informe se niega el plagio, el juez dice que no se puede perpetuar una situación en la que la propia Universidad no sancionó al aspirante al premio, «hasta el punto de condenar al ostracismo a una persona».

Al no haber existido previamente sanción alguna sobre Gonzalo Astray, tiempo después, cuando se presentó al galardón, señala el juez que debió ser tratado en condiciones de igualdad porque estaba en su derecho a ser evaluado por la comisión de los premios extraordinarios de doctorado.

Para el autor de la sentencia, la Universidade de Vigo usó el informe de la mencionada comisión investigadora del presunto plagio «de un modo sesgado e interesado», señala. Y añade: «Se ha incurrido en una desviación de poder, ya que queda al arbitrio discrecional del Consello de Goberno la denegación de una propuesta basada en criterios y parámetros objetivos e iguales para todos los aspirantes, debiendo limitarse a la tesis presentada por el aspirante».

La Universidade de Vigo interpuso un recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

La sentencia de ahora ha causado sorpresa en medios jurídicos al tratarse de una de las pocas que se dictan por casos de desviación de poder en una Administración pública, en este caso, en la universidad del sur de Galicia.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
37 votos

Un juez condena a la Universidade de Vigo por «desviación de poder»