Ingresos de 50.000 euros tributan por la tarifa plana

Más de 70.000 emprendedores no declaran rentas del trabajo


data / AGENCIA

Por increíble que parezca, con el actual sistema de cotizaciones a la Seguridad Social, es posible que un autónomo que supere los 50.000 euros por rendimiento del trabajo pague de cuota la tarifa mínima, que es de 60 euros mensuales. Esto es así porque las bases de esta denominada tarifa mínima, creada para incentivar el autoempleo, bonifica las cuotas a la Seguridad Social durante los dos primeros años de actividad, independientemente de lo que facture el negocio. El resultado es que, según datos de la Tesorería de la Seguridad Social, durante el 2020, un total de 13.740 autónomos acogidos a la tarifa plana declararon ingresos por rendimiento del trabajo de más de 48.800 euros. En total, esta cotización bonificada beneficiaba al cierre del año pasado a 448.036 trabajadores autónomos. De ellos, casi 79.000 declararon ganancias comprendidas entre 12.600 y 20.000 euros; y 70.528 de los emprendedores no tuvieron ingresos. Es decir, que pagaron lo mismo los que no ingresaron nada que los que superaron los 50.000 euros.

Más de 100.000 trabajadores gallegos por cuenta propia se han beneficiado de la tarifa plana (primero de 50 euros de cotización, y ahora de 60) desde su entrada en vigor, en el 2013. Pero esta medida no sirve para fomentar el autoempleo, ya que solo es válida para los nuevos emprendedores, y se va reduciendo de forma progresiva hasta que se cumplen los dos primeros años de actividad. A partir de ese momento, el trabajador por cuenta propia se topa con la cruda realidad: unas cuotas que en los últimos diez años no han dejado de subir. Actualmente, ser autónomo cuesta 288,15 euros al mes, cotizando por la base mínima (994,4 euros), que es la mayoritaria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ingresos de 50.000 euros tributan por la tarifa plana