Trabajo propone que los ERTE consuman tiempo de paro

El Gobierno estaría dispuesto a extender las ayudas hasta el mes de diciembre


redacción / la voz

La prórroga de los ERTE está más cerca. «Va a haber reuniones todos los días de la semana que viene y confiamos en llegar a un acuerdo», aseguraron ayer los portavoces de Comisiones Obreras (CC. OO.) a Efe tras consumir otra jornada más de negociaciones en torno a la extensión de las ayudas públicas que todavía perciben 700.000 trabajadores y que expirarán el próximo 30 de septiembre.

El sindicato cree que todavía «hay partido», aún después de conocer la propuesta que lanzó el Gobierno para extender los ERTE solo hasta el mes de diciembre, según Colpisa, limitar las ayudas a las empresas que más lo necesiten y hacerlo, eso sí, a cargo de las futuras prestaciones de desempleo de los trabajadores. «El Ministerio de Trabajo quiere volver al marco normativo anterior», aseguran fuentes sindicales. «Cada vez está más claro que tenemos que focalizar las ayudas en aquellos sectores que hay que apoyar para que puedan volver a la actividad en algún momento del año que viene», defendió el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá.

El Ejecutivo de Sánchez estaría dispuesto a seguir desembolsando el dinero de los ERTE siempre que compute como período consumido de paro en el futuro, cuando los trabajadores se vean en una eventual situación de desempleo. De esta forma, explican fuentes del Ministerio, si un trabajador se queda sin empleo dentro de dos años, se le descontaría del tiempo de paro el período que estuvo en ERTE. Se pondría fin por tanto a la tregua extraordinaria decretada al inicio de la pandemia, cuando se puso el contador a cero para evitar que corriera la prestación por desempleo.

Si esta propuesta no convence a los sindicatos, a la patronal tampoco le agrada el calendario diseñado. Los empresarios esperaban conseguir extender las ayudas hasta junio del 2021 y garantizar la exoneración de las cotizaciones sociales para aquellos sectores más afectados por las restricciones. Por ahora todo está en el aire. Lo mismo que la cuantía para los trabajadores que llevan más de seis meses en ERTE. Según fuentes de la negociación, los agentes sociales y el Gobierno quieren garantizar que los empleados inactivos seguirán recibiendo el 70 % de su salario base, en lugar del 50 % que establece la ley a partir del séptimo mes, pero no se ponen de acuerdo sobre quién debe recaer el peso de las bonificaciones para quienes llevan más tiempo sin incorporarse al trabajo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Trabajo propone que los ERTE consuman tiempo de paro