Funcionarios y futuros jubilados, esperen recortes

Los expertos coinciden en que llegarán nuevos ajustes por la crisis del covid-19


La crisis sanitaria provocada por el covid-19 ha dado paso a una crisis económica tan brutal (caída del PIB del 9,2 %, una tasa de paro del 19 % y un déficit público del 10,34 %) que obligará a tomar decisiones inmediatas en empresas privadas, públicas y administración. ¿Cuáles son las medidas que se pueden adoptar para aligerar el peso que soportan las arcas públicas cada vez más escuálidas? Diga lo que diga el Gobierno, a bote pronto podemos enumerar tres: aumento de la edad de jubilación, subida de impuestos y, con un sector privado desangrado por el paro y los ERTE, rebaja de sueldos a los funcionarios.

El economista Javier Santacruz considera que estos tres ajustes habrá que hacerlos más tarde o más temprano, quizá no muy a corto plazo (en lo que queda de 2020 o incluso 2021), pero sí a dos o tres años vista, ya que la situación del déficit y la deuda se va a volver insostenible incluso teniendo un soporte más amplio del BCE. Veremos cómo de forma inmediata planteamientos como el de la renta mínima no se pueden financiar a largo plazo.

El proceso de ajuste que acompañará una vez pasado el riesgo del virus, argumenta el economista, va a depender también de cómo se gestione por parte de la Unión Europea. Si se accede a las pretensiones de España de que el plan de reconstrucción se haga vía transferencias presupuestarias, la situación del déficit/deuda será mejor; pero si la vía de ayudas europeas se hace a través de préstamos con una condicionalidad macroeconómica (MEDE, por ejemplo), España formalmente debería pedir el rescate como lo hizo en 2012, lo cual llevará una serie de exigencias como reformas estructurales, tal como pasó entonces.

Miguel Angel Vázquez Taín, presidente del Consello Galego de Economistas, considera que el retraso en la edad de jubilación sí debería ocurrir. Argumenta que si ya en el escenario pre-covid era necesaria una reforma global del sistema de pensiones, en la que se debería, entre otras muchas medidas, atrasar la edad de jubilación, ahora esta medida es igual o más necesaria. «No veo tan claro que la reforma del conjunto del sistema se pueda (o se vaya a) afrontar hasta que no volvamos a una normalidad económica, pero lo que sí va ser necesario es anticipar cambios puntuales, entre los que, sin duda, está el retraso de la edad de jubilación».

Sobre la rebaja salarial de los funcionarios, Vázquez Taín considera que sí debería producirse. «De los efectos económicos de la crisis sanitaria -apunta- no va a salir indemne ningún sector ni colectivo. Y todos debemos asumir la parte correspondiente, repartiendo en cierto modo el coste de los efectos de la crisis económica en la que ya estamos inmersos». No cree, sin embargo, que deban de subirse los impuestos. Al menos, mientras no se recupere la normalidad económica, o una buena parte de ella. El debate sobre este asunto, explica, debe ir aparejado al de la necesaria reforma del sistema tributario para adecuarlo a la nueva realidad económica post-covid, y eso, a su juicio, no debe hacerse hasta que la recuperación económica se materialice, un escenario sobre el que, en estos momentos, se mueve en el terreno de los «buenos deseos».

crónica económica

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
45 votos
Comentarios

Funcionarios y futuros jubilados, esperen recortes