San Caetano se encomienda a la madera

La Xunta prioriza por primera vez este material en nuevos equipamientos públicos


SANTIAGO / LA VOZ

Hace apenas unos días, en su primera visita como presidente a las instalaciones de Finsa en Santiago, Feijoo aseguraba que el impulso a la industria forestal gallega pasaba también por que la Administración autonómica empezase por vez primera a dar ejemplo de su compromiso. Se trataba, en definitiva, de priorizar la madera en la construcción de nuevos equipamientos públicos. Es lo que ha sucedido, recientemente, con la instalación en este material de todas las ventanas de San Caetano, que alberga los servicios centrales de la Administración gallega, y lo que ha ocurrido con otros edificios financiados con cargo al presupuesto autonómico. Es el caso, por ejemplo, del PAC de A Laracha, donde se van a ampliar las instalaciones ya existentes. Una obra que cuesta un millón de euros, y que se hará en madera.

También irán en este material los futuros centros de salud de O Porriño y del barrio ourensano de Vinteún, ya proyectados. «Trátase de iniciativas coas que a Xunta pretende desenvolver construcións exemplares, uns primeiros modelos que contribúan a facer do uso da madeira nas edificacións algo global e extensible a calquera ámbito sectorial, público ou privado», explican desde el departamento que lidera Francisco Conde.

La industria maderera ha aplaudido este gesto, y cree que se inscribe en un cambio de tendencia, en el que la Xunta empieza a dar pasos hasta ahora no dados para reforzar al sector, como ha sido la creación de la Axencia da Industria Forestal y la separación, por vez primera, de las direcciones que se encargaban de la prevención y extinción de incendios y de la planificación y ordenación forestal. El pasado jueves, la Administración autonómica aprobó una hoja de ruta hasta el 2021 y que pivota sobre medidas para estimular la demanda y que generen nuevas oportunidades para la industria, tanto en nuevos productos como en nuevos mercados. Se trata de impulsar la utilización de madera en la nueva construcción por una serie de ventajas que redundan en la calidad de vida de las personas: la eficiencia energética, la insonorización, el confort. Según los cálculos que maneja la Xunta, esta nueva estrategia de impulso a la industria forestal permitirá movilizar 125 millones de euros hasta el 2021 (54 millones de recursos autonómicos), ayudar a unas 350 pequeñas y medianas empresas de la cadena de la madera y formar a 5.600 personas.

El objetivo último pasa por incrementar la facturación del sector un 6 %, hasta los 2.400 millones de euros, y situar el empleo en 21.000 trabajadores en el año 2021.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

San Caetano se encomienda a la madera