Abanca nombra a un nuevo director general para todo su negocio internacional

Rubén Santamarta Vicente
rubén santamarta REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Alfonso Caruana, exresponsable de comercio exterior del BBVA, se encargará de la red de Europa y América Latina

26 mar 2015 . Actualizado a las 07:08 h.

Abanca acaba de cubrir una de las áreas de negocio que quedaban vacantes. La entidad se ha traído a Alfonso Caruana Cámara para que se haga cargo del área internacional de la entidad, estratégica por los vínculos que mantienen empresarios gallegos con países de Europa y de América Latina. Caruana asume un puesto, el de director general de negocio exterior, que llevaba tiempo sin cubrirse, tras la salida de Raúl Maestres Useche, un hombre de Banesco (el grupo bancario de Juan Carlos Escotet, dueño de Abanca). El suyo ha sido un fichaje: procede del BBVA, donde en los últimos años se ha especializado en el comercio exterior. Por ello conoce bien los países en los que tiene presencia Abanca y ha participado en foros internacionales.

Caruana se incorporó hace apenas tres semanas al banco.
Caruana se incorporó hace apenas tres semanas al banco.

Aunque lleva ya unas semanas trabajando en la entidad, su cargo trascendía ayer al aparecer su nombre en el Registro Mercantil vinculado ya a Abanca. Caruana tendrá a su lado a veteranos directivos que han estado tanto en las antiguas cajas como en el Banco Etcheverría encargándose de ese negocio exterior. Es una de las escasas contrataciones que ha hecho la entidad para su primera línea directiva, ya que en la gran reorganización interna que hizo el año pasado se promocionó sobre todo a gente de la casa.

Así es la red exterior

¿Y qué mantiene el banco fuera de España? Pues una red con presencia en una decena de países, con unos depósitos de más de 2.000 millones de euros y más de 75.000 clientes, repartidos principalmente entre Suiza, Venezuela y Reino Unido. El banco mantiene oficinas propias, con operativa idéntica a la de España, en Portugal y en Suiza. Este último caso es muy curioso, porque se trata de la única entidad en ese pequeño país cuyos datos de clientes se almacenan fuera; están en un servidor informático en A Coruña, en un búnker. Fuera de esos dos países, en Europa tiene oficinas de representación (no prestan servicios de contratación de productos financieros) en Inglaterra, Alemania y Francia, que sirven sobre todo a la colectividad gallega en el exterior. En América (donde Escotet tiene una extensa red propia con Banesco) Abanca está en México, Panamá, Argentina y, claro, Venezuela.