México «se vende» a las grandes constructoras y eléctricas españolas

Redacción / La Voz / Agencias

ECONOMÍA

Peña Nieto cifra en 440.000 millones el programa de inversiones en cinco años

10 jun 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

«Fiabilidad». Esa es la promesa que trasladó ayer el presidente de México, Enrique Peña Nieto, a los empresarios españoles durante el inicio de su visita oficial. El mandatario recordó las grandes oportunidades de negocio que ofrece su país, segundo mayor receptor de las exportaciones españolas en Latinoamérica (tras Brasil), en sectores como las renovables y las infraestructuras, pero se afanó en garantizar la protección de las inversiones extranjeras y en destacar el ímpetu reformista de su Gobierno.

Durante la jornada «México, reformar para crecer», Peña Nieto destacó, por su alcance, la reforma energética, que fija las condiciones para que el Estado mantenga la propiedad de los hidrocarburos presentes en su subsuelo, pero con nuevos mecanismos para la localización y explotación de eventuales yacimientos por parte del sector privado.

El mandatario recordó que el programa de inversiones previsto hasta el 2018 asciende a cerca de 440.000 millones de euros, concentrados en energía, desarrollo urbano, infraestructuras, turismo o sanidad. Todo para cubrir las necesidades de la población en un país que crece a tasas cercanas al 5 % anual, según recordó el secretario de Hacienda mexicano, Luis Videgaray.