Compre su propia energía

Nace en Galicia la primera cooperativa para comercializar electricidad


redacción / la voz

Juan Pablo Álvarez Fernández, de 33 años, politólogo de profesión y natural de Vilagarcía de Arousa, preside la cooperativa Nosa Enerxía. Adivinarán a qué se dedica. Se trata de la primera sociedad en Galicia que aspira a competir, a partir de este verano, con los gigantes del sector y comercializar electricidad a particulares, como ya hacen grupos similares en otras comunidades. La experiencia más exitosa está en Cataluña, donde la cooperativa Som Energía suma ya 10.000 socios en toda España.

Hace algo más de un año, «yo estaba en Viena y otro amigo mío en Galicia, tuvimos una de esas ideas que se comentan a través del Facebook y que nunca se suelen hacer». Pero esta vez sí, y se lanzaron a la aventura de poner marcha en su tierra experiencias ya conocidas en otros países. ¿Para qué? «Para democratizar el acceso a la energía y conseguir un precio más bajo», explica Pablo Álvarez.

En la actualidad, la cooperativa está en proceso para darse de alta en el Ministerio de Industria como empresa comercializadora de electricidad, con el objetivo de empezar a funcionar como tal el próximo verano. Pero, de momento, los interesados aún no pueden anotarse para formar parte de esta experiencia. Álvarez explica que el formulario para apuntarse se colgará dentro de unos días en su página web (nosaenerxia.es). Hacerse socio costará 100 euros, que se recuperarán en el momento de darse de baja.

¿Qué obtendrán a cambio? «Vas a ser propietario de tu propia compañía eléctrica. Como socio tendrás acceso a energía verde certificada, que proviene de fuentes renovables y a acordar las tarifas, la política de precios dentro del margen que nos deje el sistema eléctrico. Se trataría de buscar la mejor oferta posible. Seremos una comercializadora, compraremos electricidad para nuestros socios. Como Gas Natural o Endesa, pero a pequeña escala», aclara el presidente de la cooperativa. Pero Pablo Álvarez reconoce que los socios no notarán un abaratamiento del recibo.

Dinero para reinvertir

Porque no se trata de obtener beneficios -de hecho, la cooperativa no tiene ánimo de lucro- para repartir dividendos ni nada parecido, pero sí obtener dinero para reinvertir en proyectos de generación, a promover el desarrollo de plantas de energía renovables, eólica o solar, aclara Pablo Álvarez. Se trataría de proyectos de autoconsumo en las casas de los socios para que pudieran rebajar el gasto en luz.

«La ventaja es que eres copropietario de tu propia empresa eléctrica y que tú decides. Pero el objetivo será siempre conseguir el precio más bajo de energía verde», destaca el presidente de la cooperativa.

El ejemplo catalán

Pablo Álvarez es socio, además de Som Energía, que acaba también de implantarse en Galicia. «No tienen una factura más barata, la gente acuerda pagar lo mismo a cambio de autofinanciarse y hacer proyectos de generación», subraya Álvarez Fernández.

Sobre la convivencia de dos asociaciones con el mismo cometido, el presidente de Nosa Enerxía defiende que «lo importante es hacer muchas cooperativas energéticas para estar más cerca del socio. Si todos apoyáramos al Real Madrid o al Barça no existiría un Dépor o un Betis», explica el responsable de Nosa Enerxía.

Álvarez, además, destaca que es esencial también que la sociedad tenga sede en Galicia, «que las decisiones se tomen aquí, ahora que estamos huérfanos de empresas», indica.

Nosa Enerxía funcionará como cooperativa, es decir, convocará asambleas en las que los socios tendrán que adoptar las decisiones. En la actualidad, está a la búsqueda de una sede. Aparte, los trámites serán a través de la página web.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos

Compre su propia energía