Bruselas dice que las quitas se extenderán a otras reestructuraciones bancarias en la eurozona

El jefe del eurogrupo dice que en el futuro recaerá sobre los accionistas, tenedores de deuda y titulares de depósitos de más de 100.000 euros recapitalizar los bancos. Chipre retrasa hasta el jueves la apertura de los bancos

La directora del FMI, Christine Lagarde, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem y el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, tras finalizar la reunión.
La directora del FMI, Christine Lagarde, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem y el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, tras finalizar la reunión.

Redacción

El programa de rescate acordado en Chipre es el modelo para resolver los problemas de los bancos en la zona euro. Así de rotundo se mostró el jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, tras las negociaciones de diez horas que concluyeron con un acuerdo que pone a salvo los depósitos de menos de 100.000 euros y que implica una fuerte quita para aquellos que tienen más de 100.000 euros, accionistas y tenedores de deuda de las entidades financieras.

«Si un banco no puede recapitalizarse, debemos hablar con los accionistas y con los tenedores de deuda, les pediremos que contribuyan para recapitalizar la entidad y si es necesario, con los propietarios de depósitos no garantizados (por encima de 100.000 euros), explicaba Jeroen Dijsselbloem a Financial Times y Reuters.

El jefe del eurogrupo considera que si se asumen riesgos, hay que afrontarlos. En su opinión, puede aplicarse esta política porque ahora ya se ha superado «el punto más caliente de la crisis». Preguntado sobre los riesgos que tienen por delante países con un sector bancario muy amplio en relación a su economía, como Malta o Luxemburgo, u otros con problemas como Slovenia, Dijsselbloem lo tiene claro: «Hay que afrontar la situación antes de que lleguen los problemas. Reforzar los bancos, estabilizar los balances y darse cuenta de que si un banco tiene problemas la respuesta ya nunca más será que automáticamente vendremos y solucionaremos el problemas. Nosotros vamos a contenerlo, es la primera respuesta que necesitamos, pero tu tendrás que afrontarlo».

Rectificación

Visto el revuelo que se formó tras trascender estas declaraciones, Jeroen Dijsselbloem trató de matizar sus palabras y, a través de un portavoz, aclaró que el acuerdo de rescate a Chipre es «una solución única» y aseguró que no tiene por qué ser ser un «patrón» para futuras intervenciones en bancos con problemas.La portavoz insistió en que el presidente del Eurogrupo no utilizó en ningún momento la palabra «patrón» o «modelo» (template, en inglés), pero tampoco descartó la posibilidad de que se repitan en otros casos de reestructuración bancaria las pérdidas que sufrirán accionistas, bonistas y los depósitos de más de 100.000 euros en Chipre.

Hasta ahora, las instituciones europeas y los gobiernos de la eurozona han insistido en que la situación de la isla mediterránea no se puede comparar con la de ningún otro país del bloque, dado, entre otras cosas, el tamaño de su sector bancario con respecto a la economía nacional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

Bruselas dice que las quitas se extenderán a otras reestructuraciones bancarias en la eurozona