El Gobierno insta a la autonomías a centrarse en los servicios básicos

jorge murcia MADRID / COLPISA

ECONOMÍA

Montoro, junto al secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta.
Montoro, junto al secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta. mondelo efe

«Salvo educación, sanidad y servicios sociales, el resto sobra ahora», mantiene el Ejecutivo

01 oct 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Excepto al Gobierno, los Presupuestos para el 2013 no han dejado satisfecho a casi nadie. Muchas comunidades autónomas -incluidas algunas gobernadas por el PP- han hecho públicas sus críticas. El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, respondió ayer a esas críticas generalizadas con un llamamiento a la eliminación de «gastos innecesarios». «Deben centrarse [las autonomías] en educación, sanidad y servicios sociales». «El resto en estos momentos sobra», zanjó.

Las quejas de las autonomías tienen dos vertientes. Por un lado, la caída en la inversión del sector público, que en el 2013 será del 16,1 %, después del 24,9 % recortado este año. Se trata de la cifra más baja en diez años. Navarra y Baleares son las dos comunidades que más ven caer el porcentaje de inversión estatal -con un 68,3 % y un 45 % respectivamente-, de ahí las protestas de sus presidentes. La de la comunidad foral, Yolanda Barcina (UPN), considera que «nadie puede estar satisfecho» con el dinero que las cuentas destinan a las autonomías.

Mucho menos comedido ha sido el presidente del Govern de Baleares, José Ramón Bauzá, que califica los presupuestos como «absolutamente injustos» para la región, y así asegura habérselo hecho saber al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. La también regidora popular, Luisa Fernanda Rudi, ha anunciado por su parte que «presionará» para mejorar la inversión del Estado en Aragón, que esperaba «mucho mejor».