El Galo de Curral cumplió 30 años en Vila de Cruces derrochando sabor

Rocío Perez Ramos
Rocío Ramos LALÍN / LA VOZ

VILA DE CRUCES

La música fue la protagonista de una fiesta pregonada por Víctor Fábregas

27 may 2024 . Actualizado a las 13:00 h.

El galo de curral celebró este año en Vila de Cruces el treinta aniversario de su fiesta. Y lo hizo derrochando sabor en su día grande con una degustación en la que volaron las raciones servidas en la plaza por el restaurante Onde Antonio al popular precio de tres euros. A las versiones de estofado tradicional o con habas se sumaron las preparaciones ofrecidas por los restaurantes donde se consumió gran parte del galo de Curral criado en estas tierras para la ocasión.

En el escenario de la carpa instalada en la Praza Juan Carlos I, el actor y humorista Víctor Fábregas fue el encargado de pregonar esta Festa de Interese Turístico Galego. Aconsejó al alcalde, Luis Taboada, a ir por la declaración nacional y «visto o de Eurovisión e que temos Europa aos nosos pés, levar o galo a cantar, que está preparado xenéticamente para facelo», ironizó. Fábregas, que dio la bienvenida a la concurrencia en varios idiomas, aseguró que «o galo é orixinario do sudeste asiático, leva vivindo con nós fai 7.400 años e chegou a Europa mil anos antes de Xesucristo». Alabó las virtudes para la salud del galo de curral «tantas, que comer galo tiña que estar posto polo Sergas» sugiriendo un reparto de raciones en el Congreso de los Diputados para aliviar el estrés y poder «por a funcionar o país».

Los actos comenzaron en la mañana de ayer con los sones de la música tradicional de la mano de Val-Nela de Salgueiros y O Arco de Merza. A estas formaciones locales le siguió una animada actuación del grupo de percusión Odaiko que desplegó sus habilidades musicales y su fuerza en el escenario.

La gala, presentada por Mercedes Seijo, tuvo como broche final un concierto de La Edad de Oro del Pop Español que interpretó temas míticos de la música de las décadas de los 80 y los 90 e hizo bailar a parte del público. Y los que no se atrevieron a levantarse a bailar, no pudieron resistirse a cantar muchas de las canciones. Al igual que en anteriores ediciones cerca de una veintena de coches clásicos de la Escudería Históricos do Deza se instalaron en los aledaños de la plaza para ser admirados por vecinos y visitantes. Detrás de esta se colocó este año una exposición de gallos y gallinas que recibieron la visita de niños y mayores.

En la plaza de abastos se vendieron galos de curral limpios y listos para ir a la cazuela. La fiesta terminó por la tarde con la actuación de la orquesta Los Satélites. Por la mañana no se perdieron la fiesta representantes de los concellos vecinos como la teniente alcalde de Lalín, Paz Pérez Asorey; la alcaldesa de Silleda, Paula Fernández y el ex regidor, Manuel Cuíña o el edil Pedro García de Agolada; así como el xefe territorial de Medio Rural, Antonio Crespo Iglesias; la diputada Isabel Couselo y la presidenta del Patronato de A Solaina, Carmen Lareo, entre otros.